«Cambio inminente en la vacuna marcará una gran diferencia: CEO de Pfizer

La variante Ómicron ha puesto en alerta a los países de todo el mundo. Esta nueva variante del virus ha encendido las alarmas en gran parte de la comunidad científica.

Esta nueva formulación del virus, con una aparente mayor capacidad de transmisión, amenaza con comprometer la normalidad a nivel mundial.

Por esta razón, Pfizer, la primera aprobada en todo el mundo, promete que podría tenerla en un máximo de cien días. Otras variantes previas como Delta y Beta, por lo que con Ómicron podría suceder algo similar, especialmente por las muchas mutaciones con la que cuenta en la proteína de pico.

Mientras se adelantan estos estudios, la vacunación sigue siendo la mejor opción ante la aparición de nuevas variantes. El director de Pfizer, Albert Bourla, lo considera como esencial para continuar la lucha contra la COVID, por lo que cree que será necesario una dosis anual durante los próximos años.

Tras la aparición de Ómicron, presente en varios países del mundo, Pfizer trabaja ya en el desarrollo de una vacuna actualizada contra esta variante en concreto. «Sin las vacunas, la estructura fundamental de nuestra sociedad estaría amenazada», aseguró Bourla.

Junto con este pequeño ajuste, Pfizer también anunció que ya ha desarrollado la píldora antiviraal paxlovid, que en los ensayos clínicos ha conseguido reducir las muertes y las hospitalizaciones en casi un 90%.

Comenta aquí: