A juicio por negar falsos positivos un Coronel retirado del Ejército

El coronel retirado del Ejército, Juan Carlos Figueroa irá a juicio ante el tribunal de paz, informó la entidad, por negar su participación en ejecuciones extrajudiciales de civiles que fueron presentados posteriormente como guerrilleros muertos en combate.

Figueroa es uno de los 15 imputados dentro del subcaso Costa Caribe, que investiga los «falsos positivos» de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), según un comunicado de esa entidad creada por el acuerdo de paz entre el Gobierno y la extinta guerrilla de las FARC.

Por su responsabilidad de mando como comandante del Batallón La Popa entre 2004 y 2005, con sede en la ciudad de Valledupar (norte), donde se cometieron decenas de estos crímenes, Figueroa fue llamado a «reconocer responsabilidad». Sin embargo, no lo hizo y tampoco asistió a «ninguna de las citaciones» hechas por la Sala de Reconocimiento de Verdad de la JEP.

Por este motivo, deberá enfrentar un juicio adversarial ante esa jurisdicción encargada de investigar los crímenes cometidos en el marco del conflicto armado colombiano. De ser vencido, «podrá ser condenado hasta con 20 años de cárcel», agregó el documento.

Lesa humanidad

Según el acuerdo de paz colombiano, los imputados pueden, en primer lugar, aceptar su responsabilidad en los hechos ante la Sala de Reconocimiento de Verdad, de Responsabilidad y Determinación de los Hechos y Conductas de la JEP.

Si lo hacen, acceden a beneficios judiciales contemplados dentro de la justicia transicional. Si no, su caso pasa a la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP, «la cual debe satisfacer el derecho de las víctimas a la justicia», cita el tratado.

Si esa unidad encuentra méritos, acusará al imputado ante el Tribunal de Paz y este decidirá si imponer hasta la pena máxima contemplada en el acuerdo, que son dos décadas.

«Figueroa fue llamado a reconocer responsabilidad a título de autor mediato por la comisión de los delitos de homicidio en persona protegida y desaparición forzada (…), los cuales constituyeron igualmente crímenes de lesa humanidad de asesinato y de desaparición forzada de personas, y el crimen de guerra de homicidio», añadió el comunicado.

Según medios colombianos, el coronel retirado se encuentra fuera del país desde 2019.

Comenta aquí: