Coronel de la Policía suplantó al Gobernador y la Alcaldesa

Por: Fernando Niño Molina

A nuestro juicio este comportamiento del Gobierno Nacional, es profundamente violatorio del Estado de Derecho y conduce al afirmativo de un Gobierno de facto.

Un alto oficial de la Policía Nacional llamado Elkin Corredor cumpliendo órdenes del Gobierno nacional reemplazo por varias horas la autoridad política, administrativa y de policía que ejercen por mandato constitucional el gobernador del Magdalena y la alcaldesa de Santa Marta.

En desarrollo de la toma y posesión de la empresa Essmar por parte de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios se presentó una situación delicada que podría tener hondas repercusiones políticas, penales y disciplinarias, toda vez que el citado oficial de la Policía Nacional con grado de corone,l suplantó de facto la autoridad que por mandato de la Constitución y la Ley encarnan el Gobernador del Magdalena y la Alcaldesa de Santa Marta.

La Superintendente de Servicios Públicos Natasha Avendaño de común acuerdo con el Gobierno nacional decidieron intervenir la Essmar. Pero para que ese objetivo se cumplieran se tenía que contar con el apoyo de la fuerza pública a fin de materializar la toma administrativa y evitar que la misma tuviera tropiezos con empleados, directivos o trabajadores de la intervenida.

El Ministro del interior Daniel Palacio llamó al director de la Policía general Jorge Vargas para que comisionara a un alto oficial de su confianza hasta Santa Marta para acompañar la toma de la Essmar por parte de la Superservicios.

Una vez en Santa Marta el coronel Corredor desplazó la autoridad y mando de los dos comandantes de Policía, tanto de la Metropolitana como la Departamental y les advirtió que solo acatarían sus órdenes y desconocieran las del gobernador y alcaldesa en la eventualidad de que estos le dieron alguna instrucción.

El coronel Elkin Corredor ya tiene radicada tres denuncias, dos penales y una disciplinaria todo por cuenta de la suplantación que hizo de la figura del gobernador del Magdalena Carlos Caicedo y de la alcaldesa Virna Jhonson.

Es imperativo que ante esta situación de facto, desde el Congreso de la República se abra un debate público y de hondas repercusiones en el campo Internacional, citando al Ministro del Interior, Director de la Policía Naciónal y de igual forma a la Superservicios para que respondan en debate de control político por lo ocurrido en Santa Marta.

La toma del Essmar es Ilegal y contraria al procedimiento establecido para ello, por tanto es de pertinencia indicar que el acto de facto golpea las instituciones democráticas (División de los Poderes) e impone unos criterios Dictatoriales descontextualizados, que deben ser declarados Nulos por la Autoridad que los profirió (Revocatoria de actos administrativos) por ser contrarios (Procedimiento) a la Construcción y a la Ley.

Comenta aquí: