Asesinato de las hermanas Mirabal, Día de no Violencia a la Mujer

Asesinadas -según sus verdugos- el 25 de noviembre de 1960, por orden del dictador dominicano, Rafael Leonidas Trujillo, acusadas de conspiración contra el régimen. Al parecer enamorado rechazado por Minerva.

El 17 de diciembre de 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas, instituyó el 25 de noviembre como el Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, para que el mundo no olvide el espantoso asesinato de que fueron víctimas, Patria, Minerva y María Teresa, las hermanas Mirabal, cometido en esa fecha en 1960 en República Dominicana por varios miembros del SIm -Servicio de Inteligencia Militar- y ordenado, según uno de los asesinos, Johnny Abbes García, por el dictador Rafael Leonidas Trujillo.

–El problema de las Mirabal hay que liquidarlo- dijo y yo sabía muy bien lo que esas palabras significaban y de mi parte estaba preparado para una orden semejante

-Muy bien, Jefe. Yo me encargaré de la operación- contó en el periódico El Tiempo, de Nueva York en 1967, Johnny Abbes García, quien era el Jefe del Servicio de Inteligencia Militar.

El El 24 de noviembre de 1962, poco menos de un año después de la muerte violenta del dictador dominicano, la denominada Cámara Penal con Jurisdicción Especial concluyó el juicio que se adelantaba contra varios de los integrantes de la SIM -Servicio de Inteligencia Militar- por el asesinato de Patria, Minerva y María Teresa las hermanas Mirabal, cometido el 25 de noviembre de 1960, que eran Ciriaco de la Rosa Luciano, Manuel Alfonso Cruz Valerio, Emilio Estrada Malleta, Ramón Emilio Rojas Lora y Néstor Antonio Pérez Terrero.

Estaban incluidos también Cándido Torres Tejada, quien actuó como formal jefe del SIM pero bajo las discretas órdenes directas de Johnny Abbes García y el capitán Víctor Alicinio Peña Rivera, jefe del Servicio de Inteligencia en la región del Cibao.

De igual manera aparecían además los agentes Silvio Antonio Gómez Santana, Viterbo Álvarez, Pedro Peña Ortiz, y David Enrique Olivero Segura, según figura en los expedientes.

Pero las hermanas Mirabal no sólo fueron asesinadas, sino también torturadas, de acuerdo a un testimonio entregado por Ciriaco Rodríguez, y que fue hecho público por Alfredo Sierra el 25 de Noviembre de 2018, Especial para Infobae:

Después de apresarlas, las condujimos al sitio cerca del abismo, donde ordené a Rojas Lora que cogiera palos y se llevara a una de las muchachas. Cumplió la orden en el acto y se llevó a una de ellas, la de las trenzas largas, María Teresa. Alfonso Cruz Valerio eligió a la más alta, Minerva, yo elegí a la más bajita y gordita, Patria, y Malleta al chofer, Rufino de La Cruz. Ordené a cada uno que se internara en un cañaveral a orillas de la carretera, separadas todas para que las víctimas no presenciaran la ejecución de cada una de ellas. Traté de evitar este horrendo crimen, pero no pude, porque tenía órdenes directas de Trujillo y Johnny Abbes García. De lo contrario, nos hubieran liquidado a todos».

(Testimonio de Ciriaco de la Rosa, uno de los asesinos, ante el tribunal, junio de 1962).

Pero ¿Cuál fue la causa del ensañamiento del dictador contra esta familia?

Ellas, desde el principio, estuvieron contra el régimen de Trujillo. Las Mirabal creían que Trujillo llevaría al país al caos y por ello fundaron un grupo de oposición al régimen, conocido como la Agrupación Política 14 de Junio, en el que fueron llamadas Las Mariposas.

Pero hubo más. El dictador, quien se autodenominaba El Chivo -presumiendo d su potencia sexual- conoció a Minerva, y de inmediato se enamoró.

Menudearon entonces las invitaciones a toda la familia a fiestas y otros eventos organizados por el Gobierno, pero al producirse la tercera de ellas, la madre de las Mirabal decidió rechazarla.

William Galván biógrafo de Trujillo, cuenta que Minerva «no sólo desairó al General, sino que dejara tranquilo a ese joven tan inteligente y preparado que era Pericles Franco Ornes», uno de los grandes opositores del régimen.

Esto molestó de manera muy profunda al dictador y pocos días después empezó la persecución contra la familia, que culminaría con los sangrientos sucesos del 25 de noviembre de 1960

Comenta aquí: