Barranquilla está llamada a liderar el desarrollo de proyectos de generación de energía no convencionales

Las energías renovables sin duda son un negocio global con oportunidad de crecimiento en el territorio y que se puede lograr un mayor posicionamiento en el país por condiciones naturales que hay que saber aprovechar. Así lo indicó la directora ejecutiva de ProBarranquilla, Vicky Osorio, al resaltar el auge de las energías renovables en la transición energética de la ciudad y el departamento del Atlántico.

De acuerdo con la agencia, para conocer sobre el potencial del territorio hay que puntualizar en datos como la irradiación en Colombia, que es de 4,5 kwh/m2/día mientras que la costa Caribe alcanza una irradiación de 6 y 7 kwh/m2/día; lo cual realza la oportunidad a la que se enfrenta la región para el desarrollo de este tipo de proyectos en comparación con los países con intensivo uso de energía solar como Alemania, donde la irradiación es de tan sólo 3,0 kwh/m2/día.

“Hacer este tipo de análisis nos permite entender las ventajas comparativas que tienen algunos de los sectores en desarrollo del departamento del Atlántico con potencial frente a otros países con mejores oportunidades que las nuestras inclusive” afirma Osorio,

Adicional al atractivo para el desarrollo de proyectos de energía solar, la costa Caribe colombiana representa el mayor potencial eólico del país con velocidades en los vientos que superan los 13 metros por segundo y un potencial instalable de 20.000 MW, que corresponde a la energía de 13,8 millones de hogares en un año. Los departamentos de Atlántico y Magdalena principalmente pueden liderar la instalación de unidades eólicas offshore aprovechando la cercanía al río Magdalena y mar caribe. Si bien los proyectos de esta índole toman más tiempo y recursos que las granjas solares, son también una fuente de energía no contaminante, con grandes innovaciones tecnológicas, aprovechamiento de recursos naturales y mínima afectación ambiental si son estrictamente planificados.

“Los proyectos eólicos costa afuera, por ejemplo, le representarán a nuestro Departamento un avance importante en innovación e infraestructura así como aprovechamiento de nuestra arteria fluvial más importante; el río Magdalena” resalta Osorio así como los beneficios que traerán los proyectos renovables a la ciudad y departamento.

Acerca de los proyectos de generación de energía eólica, Felipe Ibarra desarrollador del proyecto Eólica Costa Atlántica afirma que “En el Atlántico y en Barranquilla encontramos personas abiertas a entender tecnologías nuevas, así como a participar en el trámite de la implementación de estas nuevas tecnologías; también encontramos que cuando sopla el viento, hay buena radiación solar y esto complementa la época de lluvia en el interior del país.”

Teniendo en cuenta la última subasta de la Upme en el 2019, son 21 proyectos del departamento del Atlántico los que se encuentran vigentes a octubre 31 del 2021. Sin embargo, a algunas de estas iniciativas privadas se les ha otorgado aplazamiento en la fecha de conexión por retrasos ocasionados por la pandemia. La generación de energías renovables de estos proyectos es de 918 MW.

Empresa de energías renovables

El distrito de Barranquilla se ha sumado a estas iniciativas con la entrada en operación de la empresa de energías renovables antes de finalizar el primer semestre del año 2020. Esta empresa será ejecutada y operada por la sociedad de economía mixta Alumbrado Público de Barranquilla Apbaq. En asocio con dos empresas extranjeras una americana y otra de Singapur se encargaran de la construcción y montaje de una planta solar que permitirá la autogeneración de energía de todos los edificios públicos en la ciudad y los excedentes serán comercializados a la red nacional de energía. Con este proyecto el distrito estima ahorros de hasta 200.000 millones de pesos en consumo de energía que podrán ser invertidos en otros proyectos priorizados por la administración.

“Barranquilla se caracteriza por contar con las condiciones meteorológicas ideales para aprovechar recursos naturales como la radiación solar y el viento, al ser una de las principales ciudades de Colombia y tener una alta demanda energética, y al convertirse en pionera en la transición a estas tecnologías sería considerada como un ejemplo de ciudad sostenible y autosustentable, con una matriz energética diversificada y amigable con el medio ambiente. Modelo a seguir para otras regiones”, señala Carlos Sarabia el gerente de esta entidad.

Añade que el proyecto de generación y autogeneración con la utilización de fuentes de energía renovables y limpias se desarrollará a través de la implementación de la tecnología solar fotovoltaica en sistemas de autogeneración a pequeña escala (AGPE) y generación a gran escala (GGE), estos sistemas podrán suplir el consumo del alumbrado público y abastecer parte del consumo de energía en las entidades públicas distritales, como escuelas, iglesias, mercados, cárceles, hospitales, entre otros. Dichos proyectos energéticos son ejecutados y administrados por la empresa de la ciudad, Apbaq.

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!    

Comenta aquí: