En Santa Marta | Salvaje ataque de la Policía a empleados de Essmar

*Tres empleados del Essmar resultaron heridos en los enfrentamientos con uniformados del Escuadrón Antidisturbios de la Policía.

*Los manifestantes, quienes son empleados de la empresa de servicios públicos protestaban por la decisión arbitraria de la Superservicios.

*Los ataques de la fuerza pública son considerados como violación a los derechos humanos.

Miembros de la Policía Metropolitana de Santa Marta cometieron gravísimos abusos en contra de manifestantes, en su mayoría pacíficos, durante la protesta que protagonizaron empleados de la Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta –Essmar–, ante la intervención arbitraria de la Superintendencia de Servicios Públicos a la empresa anteriormente mencionada.

La alteración del orden público a las afueras de las instalaciones administrativas del Essmar ocurrieron desde horas de la mañana de este lunes, cuando funcionarios de la Superservicios llegaron a tomar posesión de la empresa prestadora de servicios públicos de Santa Marta.

Los empleados y contratistas de manera unánime mostraron su rechazo ante la decisión de la Superintendencia, quienes fueron violentados y sacados de sus puestos de trabajo a la fuerza por parte de la uniformados del la Policía y el Esmad, quienes recibían órdenes emitidas desde la Dirección Nacional de la Policía en Bogotá.

En medio de los enfrentamientos y violación de derechos humanos, tres empleados resultaron lesionados y decenas afectados por los gases pimienta que lanzaron los uniformados al interior de las oficinas del Essmar.

Durante seis horas con pancartas y arengas, los manifestantes no solo mostraron su rechazo ante la manera arbitraria como procedió la Superservicios al intervenir y paralizar las acciones y gestiones que venía adelantando la Essmar para el mejoramiento de la calidad de vida de los samarios, sino que además mostraron su preocupación ante su futuro laboral inmediato.

“No dejan gobernar, Patricia Caicedo llegó apenas hace unos meses. No dejan trabajar”, afirmó una de las protestantes”, que en su rostro mostraba la incertidumbre por el futuro de la empresa.

Los trabajadores no solo se agolparon al interior del parqueadero de la empresa, sino que también en horas de la tarde bloquearon la Troncal del Caribe en sentido norte y sur, para exigirle al Gobierno Nacional que deje a un lado su persecución contra el departamento del Magdalena y del Distrito de Santa Marta, teniendo en cuenta que ya son cuatro las entidades públicas intervenidas desde que el gobierno de Iván Duque tomó posesión en el 2018.

Allí los manifestantes fueron nuevamente atacados por los uniformados del Escuadrón Móvil Antimotines -Esmad-, quienes con gas lacrimógeno dispersaron a la multitud, caldeando nuevamente los ánimos, lo que provocó que se alterara el orden público y trataran los empleados ingresar a la fuerza a las instalaciones.

Los afectados fueron trasladados hasta una clínica de la Ciudad, en donde fueron atendidos por el personal médico de turno.

Dirección Nacional de Policía desconoció autoridad del Gobernador y Alcaldesa

Ante la situación que se presentó a las afueras de la Essmar, el gobernador del Magdalena Carlos Caicedo, como primera autoridad del Departamento, y al encontrarse fuera de la Ciudad la Alcaldesa Distrital, Virna Johnson, convocó a un Puesto de Mando Unificado, para tomar el control ante la situación que se estaba presentando.

Lo que sorprendió, es que desde la Dirección Nacional de la Policía, dirigieran las decisiones de orden público, liderada por el coronel Elkin Corredor, quien también estuvo al frente del operativo de intervención y a su vez llegó con un grupo del Esmad, desconociendo totalmente al Gobierno Departamental y Distrital.

“Me sorprendió que el comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, coronel Jesús Manuel De Los Reyes no estuviera al frente del operativo. Y fue cuando se pudo constatar de las ordenes de la Dirección de la Policía Nacional”, indicó el Gobernador Carlos Caicedo.

Agregó además que intentó comunicarse con la Dirección Nacional de la Policía, pero que no recibió respuesta, como tampoco de ningún alto oficial que tuviese a cargo este operativo.

Cabe recordar que en la práctica la responsabilidad de orden público está a cargo del Gobernador Departamental y de la Alcaldesa Distrital, pero en esta oportunidad fue desplazada por el Coronel Elkin Corredor, quien es el actual comandante de la Policía del Departamento del Cesar y por la superintendente de Servicios Públicos Natasha Avendaño García.

“Nos preocupa la situación de orden público, pero en la practica fuimos desplazados. Llamamos a los dos comandantes, de la Policía del Magdalena y Policía Metropolitana, pero ninguno de los oficiales asistieron al Puesto de Mando Unificado. Los dos oficiales señalaron que estarían convocados en otro lugar, desconociendo la autoridad político administrativa del Magdalena y de Santa Marta, quienes son los responsables del orden público en la jurisdicción. No obstante fueron renuentes a asistir”, expresó el Gobernador Caicedo.

Señaló además que actualmente no están en condiciones de asegurar el orden público en el Distrito, toda vez que no se puede garantizar la seguridad y la integridad, debido a que la autoridad fue desplazada por la Superintendencia de Servicios Públicos. “Cabe decir que si una persona resulta afectada es directa responsabilidad del presidente Iván Duque y de la superintendente Natasha Avendaño y del Coronel Elkin Corredor, quienes son los que en este momento tienen el manejo del orden público al rededor de la toma que se ha hecho en la Essmar.

De la Redacción Magdalena
Corrección: Redacción Web – Y.A.

Comenta aquí: