Caimanes se quedó con el derbi Barranquillero ante Gigantes en béisbol profesional colombiano

Caimanes de Barranquilla elevó su récord en la temporada a 7-3, y permanecer segundo del torneo, tras vencer 8 carreras por 5 a los Gigantes, en un duelo emotivo y en donde Víctor Capellán se vistió de héroe para poner el candado con un doble play en situación de bases llenas.

La victoria correspondió a Eduar López, mientras que la derrota fue para Ramón Ulacio. El juego salvado fue para Capellán.

Caimanes no esperó para ponerse arriba en la pizarra. En la parte alta de la primera entrada, Leandro Emiliani despachó un imparable al jardín izquierdo para traer desde la intermedia a Gustavo Campero, para marcar la primera rayita en el marcador.

Los bates de los ‘saurios’ castigaron con dureza al abridor Ramón Ulacio para segunda entrada, combinando tres imparables, entre estos un doble de Audy Ciriaco, más tres bases por bolas y un pelotazo, para un rally de cinco anotaciones que dejó la pizarra 6-0.

Los azules anotaron otra más en la tercera entrada cuando el sanandresano Derwin Pomare se embasó por jugada de escogencia, avanzó por robo a la segunda y luego fue impulsado por el taiwanés Tsugn Cheng, quien conectó su primer sencillo del torneo al prado central para traer el 7-0.

De otro lado, Eduar López se mantuvo indescifrable hasta el cuarto capítulo. Ahí Adrián Valerio sacó un cuadrangular a la banda derecha que le rompió el encanto, marcó la rayita del descuento 7-1.

No fue sino hasta la sexta entrada que los naranjas se lograron zafar del hechizo de López, ya con dos outs en la cuenta. Un inmenso cuadrangular al jardín izquierdo de Franklin Labour, con dos hombres en circulación, dio para recortar la diferencia a 7-4, significando la salida del dominicano de la lomita.

A partir de ese momento el zurdo Luis De Ávila asumió el control de la situación para sacar el out faltante de la sexta entrada. Además, extendió su rescate en la séptima y en la octava, apenas tolerando un imparable para mantener la ventaja de tres anotaciones.

Para respaldar la labor de su bullpen, Caimanes anotó una más en la novena, cuando Derwin Pomares sacudió sencillo al prado central para permitir que anotara desde segunda el receptor Carlos Martínez para el 8-4.

A colgar el último cero llegó Fray Morelo, quien se complicó al dar dos bases por bolas y permitir un sencillo para llenar las bases. Razón por la que José Mosquera Crisson llegó con la grúa para retirarlo del encargo y traer al taponero Víctor Capellán. Gigantes pudo anotar una para descontar 8-5.

El dominicano cerró el juego con un fly al campocorto y una sensacional jugada de doble matanza de segunda a primera para darle un nuevo triunfo a los ‘saurios’, en el un partido que terminó caldeado y con los bancos vaciados tras un enfrentamiento verbal entre los peloteros, sin mayores consecuencias.

Este martes será de descanso para el traslado a la ciudad de Montería, donde el torneo se jugará los próximos 10 días, debido a la celebración en Barranquilla de los Juegos Panamericanos Junior en las pruebas de béisbol y softbol.

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!    

Comenta aquí: