18 de noviembre de 1927, nace Carmen Delia Dipini: Besos de Fuego

Por: PepeComenta

18 de noviembre de 2021|Musicales de Siempre
Desde muy niña empezó a incursionar en el canto y por ello no fue una sorpresa que a los 14 años, Carmen Delia Dipini ya actuara en el famoso programa de aficionados en la radio, que dirigía Rafael Quiñones Vidal en Puerto Rico

El famosísimo bolero “Besos de fuego”, que, según algunos estudiosos de la música latina, surgió como un tango que convirtieron en bolero para que Carmen Delia Dipini lo interpretara como tal.

El famosísimo bolero “Besos de fuego”, que, según algunos estudiosos de la música latina, surgió como un tango que convirtieron en bolero para que Carmen Delia Dipini lo interpretara como tal,

Desde muy niña empezó a incursionar en el canto y por ello no fue una sorpresa que a los 14 años, Carmen Delia Dipini ya actuara en el famoso programa de aficionados en la radio, que dirigía Rafael Quiñones Vidal en Puerto Rico en la emisora WNAM, en 1940.
Ella nació el 18 de noviembre de 1927 en Naguabo, el mismo pueblo donde naciera el compositor, Pedro Flores.

Pero tal como ocurría con una gran mayoría de isleños en esa época, la difícil situación económica, la pobreza, la hizo marchar a Nueva York.

Su amiga Ruth Fernández, la primera mujer en cantar en una orquesta de Puerto Rico, la ayudó para el desplazamiento y la recomendó con muchos de sus contactos en Nueva York y bien pronto Carmen Delia, quien para la época tenía ya 21 años, se convirtió en una verdadera estrella del canto.

Contaba Markoté Barros Ariza, que su éxito arrancó en el programa de aficionados que tenía el español Wilfredo Gómez Chevaliet -actor humorístico y locutor más conocido como Wllie Chevalier- quien tenía su emisión radial en una estación denominada Radio Triboro.

En dicho certamen, Carmen Delia Dipini ocupó el primer lugar, y de inmediato, le llegó un contrato para grabaciones con la casa disquera Verne, que manejaba los intereses contractuales y comerciales de Johnny Albino y su trío. Con ellos, interpretó el tema El Día que Yo Nací, que a pesar de no ser un gran éxito,, la llevó a conseguirlo de una manera que muchos definieron como «milagrosa».

En 1952 se desató una polémica que enfrentó a Argentina, Estados Unidos, República Dominicana y Cuba. a causa del tango El Choclo, compuesto por Angel Villoldo -que fue estrenado el 3 de noviembre de 1903- y de su «hermano gemelo», Kiss Of Fire, Besos de Fuego, atribuido al famoso trompetista Louis Armstrong en 1952.

-En 1952 la prensa de Estados Unidos reveló que el célebre trompetista y corneta Louis Armstrong, conocido como “Satchmo” (1901+1971), había estrenado exitosamente el tango norteamericano “Kiss of fire” (“Besos de fuego”), con autoría de Lester Alien y música de Robert Hill- señala la web El Clarín (https://elclarinweb.com/vintage-del-ipod/con-la-musica-de-el-choclo-orquestaron-besos-de-fuego)/

Pues bien. Según narraba Markoté, el milagro llega para Carmen Delia cuando la casa disquera Seeco, decide grabar la versión en español de ese Besos de Fuego -escrita por el dominicano Mario de Jesús Báez- y contrata a la cantante portorriqueña para vocalizar el tema, algo que nadie -y menos ella, desde luego- esperaba.

-Posteriormente fue contratada por la Casa Seeco y con ellos grabó el famosísimo bolero “Besos de fuego”, que, según algunos estudiosos de la música latina, surgió como un tango que convirtieron en bolero para que Carmen Delia Dipini lo interpretara como tal, pero con una singular modulación y un sentimiento implícito que hacen del tema toda una obra de arte que hoy en día forma parte del pentagrama musical hispanoamericano como una de sus pieza más preciadas por todos los éxitos que cosechó y continúa cosechando a través de los años, no obstante que ya esta inmortal cantante de boleros, oriunda de la Isla del Encanto, dejò de existir hace màs de diez años- manifiesta la publicación de El Clarín reseñada con anterioridad.

Ese tango, El Choclo y que también fue interpretado por Nat King Cole, fue arreglado por el dominicano De Jesús, con una letra del todo diferente y entregado al músico René Touzet, de quién partió la idea de llamarla para que lo interpretara.

La magistral versión de Carmen Delia se convirtió enseguida en un éxito monumental. Su singular y exquisita modulación, y el sentimiento que parece despertar entre los oyentes la cadenciosa melodía, hicieron del tema uno de los favoritos tanto en América como en Europa. La cantante portorriqueña llegaba a la cima.

A mediados de los 50, partió hacia Cuba donde actuó con el Conjunto Casino en Radio Progreso y de ahí, al legendario Tropicana. Con esta agrupación, grabó diez temas musicales en dos días en los que se incluyen los temas, Desde Que Te fuiste, Qué Delirio de Amar y Qué Necesidad de Besar y más tarde, lo hizo con la Sonora Matancera.

Su carrera siguió con gran éxito y sus interpretaciones a las que Markoté calificó en Diario La Libertad como «inmortales», se sucedían una tras otra: Encadenados. Amor Perdido, Dímelo, Para que la Oigas, Fichas Negras, Regálame Un Minuto, en fin…

-Todas sus canciones fueron de verdad inmortales. Y ella se mantuvo activa hasta su muerte el 4 de agosto de 1998- indicaba el fallecido periodista

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!    

Comenta aquí: