Alerta roja en el sur: El Cerrito, en El Banco, amaneció bajo el agua

*Los habitantes del esta zona de Magdalena se rehúsan a ser reubicados y permanecen en sus casas. 12 barrios están en riesgo.

Debido al crecimiento de los niveles del río desde las primeras horas de la mañana de hoy comenzó a ingresar el agua a la población, pasando los trabajos de mitigación realizados por las Alcaldía y la Unidad de Gestión del Riesgo local.

Lu Dary García, presidente de la junta de acción Comunal, confirmó: «Lamentablemente estamos destinados a vivir esta calidad dos veces al años, ya el agua comenzó a pasar lo que la Alcaldía humanamente pudo hacer, amanecimos con en aguas en las calles del pueblo, rogamos a Dios y al gobierno que no nos dejen solos en estas épocas difíciles para las familias de esta parte de la ribera».

Así mismo, se conoció la alta preocupación en el sector comercial El Banco, se encuentra en alerta máxima.



Ana Peinado, vendedora de la calle 10 con carrera 2, zona comercial manifestó: «que por el sector del drenaje del muro que se construye comenzó a ingresar el agua al sector, que como en días pasados con costales se pedirá mitigar la situación».

El Alcalde Roy García Sánchez, se mostró preocupado ante la situación.

«Preocupado por la situación desde la administración estamos atentos, de la mano con nuestros organismos de socorro que integran el comité de emergencia, recomendamos a la población informar y estar atentos a las alertas, nosotros como municipio en riego no hemos bajado la guardas. Nos hemos mantenido en la calamidad pública y en la alerta roja, que se nos ha indicado por parte de la Inspección Fluvial, del IDEAN, para está parte, seguimos implorando la mirada del Gobierno Nacional y de la Gobernación del Magdalena, toda vez que ellos se encuentran informados de lo que aquí está sucediendo», expresó el mandatario de los Banqueños.

El panorama que se vive en el municipio de El Banco no es el mejor. Como recordará, en estas épocas de incremento del río ha dejado víctimas fatales, afectados y damnificados.

Comenta aquí: