Lanzan SOS en el Atlántico por riesgo de ruptura en el Dique

*Manifestó el Comité de las comunidades sureñas.

A gritos pide ser escuchado el Comité de las Comunidades del Sur del Atlántico, por parte de las autoridades municipales, departamentales y nacionales, con el fin de manifestarles la preocupación que existe frente al Canal del Dique y la zozobra que los embarga ante el aumento del río Magdalena por la temporada invernal, lo cual resulta ser una bomba de tiempo que puede accionarse en cualquier instante.

Según los pobladores, los municipios sureños del Atlántico en estos momentos se encuentran de cara a un riesgo eminente, puesto que el comportamiento del río puede variar y aún más cuando el Ideam ha pronosticado lluvias por el resto del año. Según ellos, el miedo que sienten es que vuelva a ocurrir una ruptura del Canal de Dique tal como la padecida en los años 1984 y 2010.

Conforme al comité, una señal de ello podría ser las 500 hectáreas de tierra que el río ha devorado a la altura del municipio de Campo de la Cruz buscando su antiguo cauce para llegar a un sitio denominado ‘Caño de Piedra´’ donde la carretera Oriental terminaría rompiéndose e inundando a todo el sur del Atlántico, puesto que este quedaría incomunicado y aislado de Barranquilla, aseveraron los líderes comunales.

William Lastra Ospino, presidente del Comité de las comunidades del cono Sur, dijo que los pobladores se están basando en la ley 1523 del año 2012, la cual está siendo corresponsable de una tragedia; pero al mismo tiempo establece que la comunidad tiene derecho a asociarse con las autoridades para hacerle frente a la catástrofe que se pueda presentar.

En ese sentido, “le hacemos un llamado a los distintos alcaldes municipales, la Gobernación del Atlántico, Asamblea departamental, el presidente Iván Duque y los parlamentarios para que se sienten con nosotros y nos escuchen para poder ejecutar con base a la prevención y atención ante un riesgo que amenaza con venir, alertamos que esto no es una paranoia, se trata de una realidad”, indicó Lastra.

Del mismo modo, las comunidades le solicitan al Gobierno Nacional la construcción de un muro en concreto rígido que vaya de Calamar hasta Villa Rosa, además que las autoridades pongan a disposición de los moradores uno o dos planchones, martinete, estaca, sacos, volteo, retroexcavadores y demás elementos para atender un posible caso de peligro en el sur.

Así mismo, le claman al Estado vigilancia permanente por parte de la Policía y Ejército para tener un monitoreo constante de esa zona, expuso el comité.

“Hemos enviado 3 circulares a los alcaldes del sur del Atlántico, a la administración departamental y al Presidente Duque y no hemos tenido respuesta, queremos que nos agenden para que escuchen el clamor de las comunidades porque como pobladores pensamos que sale más barato hablar del tema de prevención que de reconstrucción”, apuntaron.

Por otro lado, los miembros que conforman el comité de comunidades del sur del departamento, expresaron que respecto a las manifestaciones de algunos funcionarios públicos indicando que tienen listo colchonetas y cambuches para albergar a damnificados, “están errados porque creen eso es la solución de este gran problema que nos aqueja”, afirmaron.

A pesar que la cota del río Magdalena se encuentra en 7,66 cm en estos momentos, los pobladores continúan alzando su voz para dar a conocer la angustia que los carcome sobre la variación que suele tener este cuerpo de agua para esta temporada.

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!    

Comenta aquí: