Irán podría estar detrás de ataque a fuerzas de EE. UU. en Siria

Miembros de un grupo opositor sirio reciben entrenamiento de las Fuerzas Especiales de EE. UU. en la instalación militar de al-Tanf, en el sur de Siria, en 2018.

*Según funcionarios estadounidenses, drones iraníes fueron usados en el ataque, pero no fueron lanzados desde Irán.

Por: Redacción VOA.

Se sospecha que Irán está detrás de un ataque con drones la semana pasada contra la instalación militar de al-Tanf, en el sur de Siria, que sirve de base a las tropas estadounidenses en la región, dijeron dos funcionarios de Estados Unidos a la Voz de América.

Según las fuentes, que hablaron en condición de anonimato, drones iraníes fueron usados en el ataque, pero no fueron lanzados desde Irán. Las explosiones causaron daños en edificios, pero no muertos ni heridos.

Cinco drones participaron en el ataque, dijo uno de los funcionarios.

Las tropas estadounidenses e internacionales en al-Tanf han estado entrenando a sirios que luchan contra militantes del grupo Estado Islámico.

La base se encuentra en una carretera que une a Bagdad, en Irak, con Damasco, en Siria, cerca de donde convergen los límites de Jordania, Irak y Siria. Las autoridades de EE. UU. dicen que Irán podría usar el camino para establecer un “puente terrestre” continuo desde Teherán hasta el Mediterráneo.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, declinó señalar a alguna parte cuando la VOA le preguntó sobre el responsable del ataque.

“Hemos visto este tipo de ataques en el pasado por milicias chiitas que sabemos que están respaldadas y apertrechadas por Irán, pero no voy a entrar en nada específico”, dijo Kirby a los reporteros.

“Fue complejo y fue deliberado”, añadió.

Mientras tanto, la administración Biden dice que la paciencia internacional se está agotando por la resistencia de Irán de regresar a las conversaciones nucleares.

Robert Malley, el enviado especial para Irán, dijo que Estados Unidos y sus socios están considerando alternativas a un camino diplomático, pero cualquier decisión sobre opciones futuras dependerá de las acciones de Teherán.

La último ataque de envergadura de Irán contra fuerzas estadounidenses tuvo lugar en enero de 2020, cuando lanzó varios misiles contra la base aérea de al-Asad en Irak. Ningún soldado estadounidense murió en el ataque, pero más de un centenar sufrieron lesiones cerebrales traumáticas provocadas por las explosiones.

Esa acción fue en respuesta al ataque con drones anterior cerca del aeropuerto de Bagdad que mató a Qassem Soleimani, el comandante de la Fuerza Quds iraní, quien supervisaba las actividades de varias milicias en Irak.

En el ataque pereció también Abu Mahdi al-Muhandis, un iraquí fundador de la milicia Kataib Hezbollah, respaldada por Irán.

Aviones estadounidenses respondieron al ataque a la base de al-Asad con bombardeos a cinco sitios en Irak de la milicia Kataib Hezbollah.

[Fuente: Voz de América]

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!    

Comenta aquí: