24 de octubre, fecha para no olvidar

Por Sandra Salazar

La cancha de softbol de la Universidad del Atlántico en el 2006  se  convirtió  en un escenario sangriento como los muchos lugares donde se masacra sin compasión  la vida misma, ese 24 de octubre la fuerte explosión marcó la historia, sembró memoria, apagó sueños y  no fue justamente  causada por la   pólvora negra, como pretendió la fiscalía desviar la atención, haciendo creer que estaban los estudiantes  manipulando papas explosivas, los peritos en explosivos determinaron ante el juez que fue C4, un químico  de  uso exclusivo de las fuerzas militares, explosivos que acaban con la integridad física,  pero jamás acabara con el pensamiento y las ideas.

Este 24 de octubre del presente año, se conmemoran 15 años del fatal hecho que acabó con la vida de 4 estudiantes de la universidad del Atlántico: Yuri Martínez García, Darwin Adrián Peñaranda Badillo, José Saballet y Dreiver Jader Melo Ferro, sus nombres junto a otros nombres de maestros y estudiantes asesinados están escritos en la historia del movimiento estudiantil colombiano y en el corazón mismo de sus luchas por la educación pública.

En un artículo de las 2 orillas del año 2019 escrito por Royner Narvaez, se menciona  que todos los 24 de octubre en la universidad del Atlántico se vive algo parecido a un déjavu,   la memoria encendida que se reafirma en la frase ni perdón ni olvido, la memoria del movimiento estudiantil que exige justicia y sobre todo exige cambios estructurales de todo un país que se sumerge en la corrupción, en la violencia, en la masacre, en la politiquería, en la burocracia y en el poder fascista que pretende proteger los privilegios de una clase elitista y que se lleva a la juventud por delante dejando un panorama desolador para su futuro.

La historia exige un esclarecimiento partiendo de las voces, de los hechos y los protagonistas, este esclarecimiento no ha llegado para el movimiento estudiantil, se sigue en espera de la verdad.

Cada 24 de octubre se une el dolor con  la impotencia, es un 24 que se vive día a día porque puedes morir en el intento de transformar las realidades de nuestros territorios, cualquier persona  pudo haber sido Darwin,  Yuri,  José o  Dreiver porque la persistencia de eliminar al que piense diferente, palpita en el corazón de los tiranos.

No podríamos olvidar que  la educación pública sigue enfrentando la política de desarrollo, dónde casi 2.5 millones de niños, niñas y adolescentes se encuentran por fuera del sistema escolar, el 18% de los estudiantes abandonan la escuela, el 30% de los niños del campo desertan, solo el 17% de los jóvenes logran entrar a la educación superior y tiene que gritar con todas las fuerzas de su corazón un no al contrato de aprendizaje extendido, eso es lo que les espera al culminar sus carreras, un trabajo para nada formal, que no reconoce prestaciones sociales, que favorece a los empresarios y para la población juvenil una precarización laboral, esto es solo una probadita del veneno generoso que pretenden darle a la juventud, de la mano de quienes nos han gobernado por muchos años.

No podemos tampoco olvidar a las madres que han tenido que cargar el peso del conflicto político y armado en Colombia, las madres no parimos hijos e hijas para la guerra, las madres mujeres cabeza de hogar, obreras, soñadoras de un país libre, a ellas todo nuestro reconocimiento, sabemos que la pérdida de un hijo/a en manos de la barbarie no se puede reemplazar por nada en el mundo, solo el recuerdo y la esperanza hacen sopesar el sufrimiento, por ello nunca se olvida  a los amigos/as, compañeros/as, hermanos/as, jóvenes, familia.

El 24 de octubre jamás será olvidado, ni las miradas que se cerraron, ni los sueños que se persiguieron, la semana de la memoria establecida en la universidad del atlántico seguirá en medio de la vida estudiantil buscando la verdad, la no repetición y la reparación colectiva, invitamos  a toda la comunidad atlanticense a conocer y a participar de esta semana, de igual manera a seguir el acto conmemorativo que realizará la fundación por el medio ambiente y la paz en Colombia FUMPAZ este domingo a las tres de la tarde por su página de Facebook, memoria, vida, universidad, dignidad, resistencia, lucha, sueños, arte, paz…por nuestros muertos, ni un minuto de silencio, toda una vida de combate y lucha.

¿Hasta cuándo?

Dignidad Estudiantil es el clamor de los miles de jóvenes que desde el 28 de abril reclaman por  un país incluyente  y  verdaderamente libre.

#DIARIOLALIBERTAD

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!    

Comenta aquí: