Quinceañero fue suspendido por invasión a la vía pública

Fotografía de referencia

En el barrio Nacho Vives ubicado en la capital magdalenense se desarrollaba una fiesta de quince años cuando fue interrumpida por personal de la policía, quienes llegaron al lugar para despejar el espacio público que estaba siendo invadido por los habitantes, ademas de la música en alto volumen.

Los organizadores del evento por orden de la Policía Metropolitana de Santa Marta se vieron en la obligación de cancelar la festividad, ya que las mesas en la vía pública estaban abstruyendo el paso a los vehiculos y peatones, generando en estos incomodidades.

Es asi, como los uniformados ordenaron a familiares, amigos y conocidos de la cumplimentada a recoger las sillas, las mesas y apagar la música.

#DIARIOLALIBERTAD

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!    

Comenta aquí: