‘‘A la comida le echaban vidrio molido y gasolina’’: Relato de víctimas de antigua Farc

Desgarradores relatos ante los magistrados de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) hicieron varias víctimas de secuestros y sus familias, sobre los tratos crueles a los que fueron sometidos en medio de su cautiverio cometido por las antiguas Farc.

El intendente sub-comisario retirado de la Policía Nacional, Hernán Alexander Zambrano, secuestrado por las Farc en la toma de Miraflores, Guaviare en 1998, describió ante la magistrada Julieta Lemaitre Ripoll, los diferentes tratos inhumanos que vivió en medio de su secuestro.

Explicó que: «La comida era en mínimas raciones. Hubo tiempos que duramos casi dos meses en que la las comidas eran cucharadas y lo que hacíamos era ustedes tres desayunan, ustedes tres almuerzan y ustedes tres cenan. A la comida le echaban vidrio molido, le echaban gasolina o aceite, para que el sabor no fuera el mejor».

También dijeron que los exguerrilleros lo sometieron como secuestrado a toda una serie de tratos crueles e incluso se valían de prácticas que eran aplicadas en su momento en los campos de concentración Nazi.

Según dijeron en uno de esos campamentos colocaban farolas de más de tres metros de alto que sólo les permitían mirar hacia arriba y en el día sólo entraban algunas porciones de sol.

Los familiares de varios policías exhortaron a los exjefes de las Farc a que contribuyan de manera real con el proceso de paz y la jurisdicción especial y revelen de una vez por todas la ubicación de muchos cuerpos de víctimas de secuestro.

La hija de un agente de la Policía, Anyela Sierra, secuestrado por el extinto frente 33 de las Farc en el municipio de Cucutilla, Norte de Santander, en 1999, aseguró que después de tantos años aún no ha sido posible cerrar el ciclo de dolor que representa el no saber del paradero de su padre para brindarle cristiana sepultura.

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!    

Comenta aquí: