Centros Poblados y MinTIC, una guerra de intereses a costa de una Colombia rural que fue engañada

*Por lo menos, cinco congresistas hicieron ‘Lobbi’ ante altos funcionarios del Gobierno para que el polémico contrato le fuera adjudicado a la unión temporal Centros Poblados.

Por: Redacción Digital – Y.A.

En el marco de la nueva audiencia que se desarrolla por el caso de Centros Poblados y el polémico contrato de MinTIC que buscaba llevar conexión a internet a las zonas rurales de Colombia, se han revelado detalles de lo que sería un entramado de corrupción que ha denigrado de todas las formas posibles, a quienes tienen la esperanza de un país equitativo y con acceso a las nuevas tecnologías.

Este jueves 23 de septiembre se dio a conocer el testimonio de un testigo clave de la Fiscalía, en la investigación que busca determinar qué pasó con los 70 millones de pesos que el Ministerio TIC le giró a la unión temporal Centros Poblados. Roberto Antonio Gómez sería esta persona, quien narró cómo se fraguó el contrato y mencionó a dos personas más, Emilio Tapia y Mauricio, la identidad de este segundo solo la conocen los investigadores, y Alfredo Amín.

Según Gómez,  “el señor Mauricio y Alfredo Amín eran los que asesoraban y representaban las tres compañías para la presentación de la oferta del MinTic; estas eran: Omega Buildings, Intec e I.C.M. Ingenieros”.

Además, el testigo afirmó que desde el inicio se sabía que la unión temporal Centros Poblados no contaba con la capacidad financiera para asumir el proyecto, por lo que se respaldó en varias empresas y poder «cumplir» con las etapas de la iniciativa.

“Yo escuché en la primera reunión en la casa de Emilio Tapia que necesitaban ampliar el patrimonio de las compañías. Esos trámites los iban a trabajar Alfredo Amín y Mauricio. En esa reunión con Alfredo Amín él se llevó la información de Novotic y también le entregué, como ya habíamos hecho en otras reuniones temporales, como el borrador del documento de la unión temporal; esa fue la primera reunión que tuve con Alfredo Amín”, declaró en la audiencia.

De igual manera, señaló que nunca tuvo conocimiento de cómo se tramitó la garantía bancaria falsa de Centros Poblados, debido a que “Alfredo Amín era el encargado de los demás formatos, a él es quien le llega la garantía de seriedad de la oferta, no sé cómo le llegó, en esa garantía él indicó que había llegado con un error (…) Mientras, yo salí de la oficina, y ahí no sé si él la corrigió o le llegó”.

Pese a estas declaraciones, en el interrogatorio con la Fiscalía, Alfredo Amín negó cualquier relación con Emilio Tapia y con ‘Mauricio’.

Investigador: ¿Usted conoce al señor Emilio Tapia Aldana?
Alfredo Amín: Sí, bueno, en algún momento él estuvo en reunión con Juan Carlos Cáceres, pero nunca, nunca, he hablado con él, solo el saludo, lo cual fue ocasional al conocer a Juan Carlos Cáceres.

Fuentes cercanas a la investigación aseguran un medio nacional que así como Roberto Antonio Gómez, otros implicados están dispuestos a contar qué congresistas habrían hecho lobby para la adjudicación del contrato con Centros Poblados y para engavetar la caducidad del mismo.

Cinco senadores detrás de las presiones para contrato entre MinTIC y Centros Poblados

Este es otro de los detalles que han salido a la luz en el desarrollo del caso, esta vez, se suman al menos cinco senadores que estarían involucrados en el millonario contrato.

Fuentes allegadas a la Fiscalía revelaron a un medio nacional que uno de los detenidos por este caso, les contó a los investigadores que por lo menos, cinco congresistas hicieron ‘Lobbi’ ante altos funcionarios del Gobierno para que ese contrato le fuera adjudicado a la unión temporal Centros Poblados.

Según la versión entregada al informativo, los parlamentarios contactaron de manera recurrente a tres altos funcionarios del Ministerio de las TIC.

Tras los hallazgos, estos senadores ya están en la mira de la Procuraduría, entidad de control que prepara el posible pliego de cargos en su contra.

El detenido, que pasaría a convertirse en testigo clave del caso, manifestó estar dispuesto a entregar toda la información para llegar al fondo del escándalo.

Chats de Emilio Tapia y socios

El 22 de septiembre se conoció que la Fiscalía logró recopilar cientos de pruebas que demostrarían cómo Emilio Tapia, condenado por el cartel de la Contratación en Bogotá, se encargó de armar el nuevo entramado de corrupción.

Chats extraídos del celular de uno de los testigos clave en la investigación que se adelanta en este caso, son prueba fundamental sobre cómo se habría manejado la plata.

Juan Carlos Cáceres, dueño de una de las empresas que conforman la unión temporal, le informó a Emilio Tapia que logró conseguir la plata que hacía falta. Sin embargo, días después, en otro chat, se expone la preocupación por lo que habría pasado con el millonario contrato.

Incluso, se reveló el chat donde se comprueba cómo Juan José Laverde, recibe la garantía bancaria falsa que era requisito fundamental para adjudicarse el contrato. Estas conversaciones fueron aportadas por un hombre llamado Alfredo Jesús Amín.

Los chats fueron expuestos durante la audiencia en donde se solicitó que Emilio Tapia, Luis Fernando Duque y Juan José Laverde fueran enviados a la cárcel. También, allí quedó en evidencia varias transacciones que se hicieron con el dinero del anticipo otorgado por MinTIC.

“Aquí hay varias imágenes respecto de lo que tiene que ver con cuentas corrientes, archivos denominados en cuanto a transferencias que se realizan en dólares y todo lo que soporta esta relación en la que ellos se desempeñaban como las personas que se encargaban de manejar esta unión temporal: el señor Emilio, en representación de las otras tres empresas, y el señor Juan Carlos de Novotic y Novo Security”, explicó Andrea Muñoz, fiscal del caso.

Otras evidencias del ente investigador son unas minutas de ingreso al edificio donde funciona Omega Buildings, donde se demuestran los encuentros entre Juan José Laverde, supuesto encargado de conseguir las garantías falsas, con Emilio Tapia.

En la audiencia, la Fiscalía también reveló que, al parecer, estarían usando documentación falsa en un proceso para la adjudicación de un contrato con las empresas municipales de Cali, Emcali.

Un medio nacional reveló el testimonio de uno de los testigos estrella de la investigación, Jorge Enrique Molina, acerca de este aparte del caso.

Jorge Molina: “Conocí a Juan José, me llevó a donde Emilio Tapia, me comentó. A los dos días me solicitaron esos cupos, se le enviaron y de ahí para allá; tengo entendido que les adjudicaron los contratos y lo deben estar desarrollando, los contratos con Emcali, en el mes de octubre”.

Investigador: “o sea, ¿en ese momento no les habían adjudicado los contratos? ¿Para el momento que usted conoce a Emilio Tapia no era los contratos que ellas estuvieran ejecutando?”.

Jorge Molina: “no, no él fue muy enfático en decir que él tenía la metodología para que se les contratara, pero no los tenía contratados para ese momento”.

Por lo anterior, Emcali se manifestó frente a lo pronunciado por la Fiscalía durante la audiencia:

“Nosotros hemos hecho un rastreo inicial en nuestro centro de comando de contratación y registro de proveedores y hasta el momento no hemos encontrado que Emcali haya suscrito en este año y ocho meses de este gobierno ningún contrato”, señaló Carlos Olmedo Arias, secretario General de Emcali.

Por lo pronto, la Fiscalía indaga sobre el envío de dineros a cuentas bancarias, no solo en Estados Unidos, sino en Dubái. Así mismo, el ente investigador descarta por ahora algún tipo de acuerdo.

#DIARIOLALIBERTAD

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!    

Comenta aquí: