Cánceres raros, sus desafíos actuales en América Latina

Si bien es sencillo afirmar que todos los cánceres son raros, no tienen una definición uniformemente aceptada. En 2004 el Instituto Nacional del Cáncer de los EE.UU. definió estos tipos de cánceres como aquellos que afectaban a menos de 15 personas por 100,000 por año.

Algunos de estos Cánceres Raros son: Leucemia linfoide aguda, vesícula biliar, Linfoma de Hodgkin, Leringe, Mieloma múltiple, Cerebro y sistema nervioso.

Los sistemas de salud de América Latina se enfrentan a considerables desafíos. La carga de las enfermedades contagiosas ha estado decreciendo en las últimas décadas, y por consecuencia, enfrentar la creciente carga de enfermedades no comunicables es ahora en una prioridad. Argentina, Brasil, Colombia y México no tienen definiciones oficiales de los cánceres raros, pero tienen definiciones de enfermedades raras, que a veces se utilizan para los cánceres raros.

Según el informe de la unidad de inteligencia de Economist  se lograron identificar cinco cuestiones clave que rodean los cánceres raros en América Latina:

  1. Insuficiente planificación estratégica y concienciación estratégica de los cánceres raros.
  2. Deficiente registro de la enfermedad y necesidad de recopilar datos en la región.
  3. Diagnóstico tardío o incorrecto, lo cual retrasa el tratamiento.
  4. Acceso no equitativo a cuidados de calidad, variando según el estatus socioeconómico y la localización geográfica. Los pacientes de Colombia con cánceres raros también difiere enormemente entre los aseguradores privados y el sistema público de salud. Los pacientes con planes de seguro privados experimentan un acceso rápido a servicios de alta calidad. En el sector público, sin embargo, las desigualdades están arraigadas en el sistema, algunas regiones están muy desarrolladas pese al alto nivel de pobreza, mientras que otras regiones tienen pocos recursos y los pacientes tienen que viajar durante varias horas para ver un especialista o recibir tratamiento por lo que “La Colombia rural está olvidada”.
  5. Falta de investigación, intercambio de conocimiento y concienciación pública, incluyendo limitadas colaboraciones tanto nacionales como internacionales.

Marcio Zenatti Gerente de The Economist Intelligence Unit en diálogo con LA LIBERTAD resaltó que uno de los mayores problemas es la falta de capacitación al personal médico sobre estas enfermedades, tanto para estudiantes como para personas que ya lo ejercen.

Asimismo, agregó que Colombia y America Latina en general deben apostarle a métodos de mejora como la mayor integración de centros de excelencia y divulgación de las investigaciones, Además de recibir el apoyo del Estado para la elaboración de un plan estratégico para los tratamientos e identificación de este tipo de cánceres con una inversión más significativa para que el cuerpo médico sea mejor capacitado para lograr identificar estas patologías desde una primera consulta.

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!    

Comenta aquí: