Abogado de Vives Caballero impugnó
medida de aseguramiento

*Solicitó libertad inmediata o detención domiciliaria para su defendido.

DE LA REDACCION REGIONAL

Ayer se dio inicio a la audiencia de impugnación de la medida de aseguramiento que la juez Primera Municipal con Funciones de Control de Garantías, Olmis Cotes, le impuso al empresario Enrique Vives Caballero, sindicado de haber arrollado y matado a seis personas en la Troncal del Caribe en la madrugada del 13 de septiembre.

Según el abogado del imputado, Álex Fernández Harding, la juez para tomar su decisión final no tuvo en cuenta ninguno de los materiales probatorios presentados por la defensa en las audiencias preliminares, agregando que esto fue “una violación al debido proceso” y “vulneró las garantías” de su representado y que tampoco la togada incorporó los informes de expertos en tránsito que determina que los peatones invadieron el carril vehicular.

En cuanto al elemento material probatorio de las pruebas de alcoholemia, el abogado defensor de Vives Caballero dijo que la juez Cotes, no tuvo en cuenta ningún medio de acreditación.

“No hubo acreditación de estudios que permitan infundir que mi representado conducía en exceso de velocidad. Solo se hizo una afirmación por parte de la Fiscalía sin ningún tipo de respaldo que lo acreditara. No está probado el exceso de velocidad ni la ingesta de alcohol. Iba en el carril de velocidad y no invadió la berma», precisó el abogado Fernández Harding.

El abogado defensor de Enrique Vives, dijo en su intervención en medio de la audiencia de impugnación que: “la juez no tuvo en cuenta que las víctimas invaden una calzada de vía rápida, una vía nacional. Lo hacen a las 00:24 minutos en el carril izquierdo, de velocidad, cuando podían haber tomado el carril derecho o el puente peatonal. En su providencia, de manera respetuosa, usted soslaya y desconoce, y jamás hizo referencia a que fueron las víctimas quienes invadieron el carril, esto no existió en su providencia, lo omitió, en un falso juicio por omisión», agregó el abogado”.

Insistió que la juez desconoció la necesidad de acreditación del dolo eventual señalando que «la duda razonable objetiva debe ser resuelta a favor de Vives».

Ante tal situación el profesional del derecho solicitó la nulidad de la providencia de la juez Cotes, aduciendo que su defendido no actuó de manera dolosa y nunca tuvo la intención de causar daño a las víctimas.

En una parte de la audiencia, Diana Quiñones, fiscal auxiliar en el proceso contra Enrique Vives, denunció que el padre del procesado, Alfredo Vives Lacouture, le hizo una llamada intimidante.

Por su parte, Olmis Cotes, juez Primera Municipal con Funciones de Control de Garantías, indicó en relación al tema: “No tengo ningún interés particular, no me asiste ningún compromiso con alguna de las partes intervinientes en este caso. Estoy actuando de manera imparcial como siempre”, puntualizó.

Álex Fernández le solicitó al Juez de Segunda Instancia declarar nula la imposición de medida de aseguramiento y ordenar libertad inmediata a Enrique Vives, o en su defecto, considerar una detención privativa de la libertad en su lugar de residencia.
La diligencia judicial fue suspendida por la Juez a las 3:30 p.m. de ayer y esta prevista para que sea reanudada hoy a partir de las 2 p.m.

PIE DE FOTO

Enrique Vives Caballero, imputado.

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!  

Comenta aquí: