La empresa de transporte público Coochofal no había recibido ninguna amenaza

*El conductor no resultó herido con proyectil de arma de fuego

El atentado que ocurrió hace unas horas a un bus adscrito a la empresa Coochofal despertó temor en la ciudadanía, quienes se encuentran preocupados por la ola de inseguridad que atraviesa el departamento del Atlántico.

Con respecto a este hecho, la Policía Metropolitana de Barranquilla logró inmovilizar una motocicleta que fue utilizada para este delito del que resultó lesionado su chofer por vidrios rotos a causa de los cuatro proyectiles que impactaron en el vidrio.

Esta empresa de servicio público hasta el momento no había denunciado amenazas o extorsiones por parte de grupos criminales. Un grupo de investigación conformado por la seccional de Investigación Criminal, la Seccional de inteligencia y el Gaula, se encuentran trabajando en el esclarecimiento de este atentado.

Las autoridades por su parte,continuan realizando las actividades de prevencion y control al gremio del trasporte publico.

#DIARIOLALIBERTAD

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!    

Comenta aquí: