Capturados primero y segundo cabecilla del frente Alfonso Cano de las disidencias de las Farc

Luego de seis meses de seguimiento, labores de inteligencia y judicialización, unidades del Gaula Militar Huila, de la Novena Brigada del Ejército Nacional y la Policía Metropolitana de Neiva, lograron capturar a Hamir Contreras Cubillos, alias «bolas» o «el viejo», y a Jerry Contreras Bravo, alias «el mono», señalados de ser primer y segundo cabecilla, respectivamente, de las disidencias de las Farc del llamado frente Alfonso Cano, de la Segunda Marquetalia.

Las capturas se hicieron efectivas en la vereda Bajo San Isidro, del municipio de Campoalegre, hallándoseles en su poder dos pistolas, dos proveedores y 65 cartuchos de diferentes calibres.

Durante el procedimiento, alias «bolas» intentó sobornar a la Fuerza Pública, ofreciéndoles 300 millones de pesos a cambio de permitirles huir.

Por el cabecilla de las disidencias de las Farc, la Gobernación del Tolima ofrecía una recompensa de 100 millones de pesos.

El reporte militar destaca que este resultado operacional permite neutralizar sus planes criminales de continuar con los homicidios de integrantes de las extintas Farc que se acogieron al proceso de paz, así mismo, se afectan las intenciones de reorganización, orientados por parte de la Segunda Marquetalia, atacando directamente su mando y control y el cumplimiento de los planes estratégicos trazados por Iván Márquez de expandir las capacidades delictivas en los departamentos del Meta, Caquetá, Huila y Tolima, con el fin de ubicar y mantener comunicación entre sus estructuras armadas, las cuales intentarían posicionarse ilegalmente en estos territorios, para buscar el control de las economías ilícitas.

Con el resultado también se logra afectar el direccionamiento de las redes de apoyo a las estructuras residuales, RAER, encargadas de la inteligencia delictiva y ejecución de acciones armadas.

Al no contar con el cerebro criminal o principal cabecilla y su inmediato sucesor, la estructura ilegal queda sin mando y control, traduciéndose en un significativo golpe y en un mensaje de tranquilidad para la población civil.

Hamir Contreras Cubillos, de 37 años de edad, según la inteligencia militar, cuenta con un amplio prontuario delictivo que habría iniciado hace 10 años, cuando ingresó como guerrillero raso al Comando Conjunto Central Adán Izquierdo, luego pasó a hacer parte de la compañía de finanzas Manuelita Sáenz, y fue gracias a sus habilidades en el delito de la extorsión que ocupó el cargo de cabecilla de la mencionada comisión.

Con el nacimiento del grupo armado organizado residual Frente Alfonso Cano, recibió la misión de comandar la estructura ilícita, donde se habría convertido en el principal cabecilla e iniciando una ola de acciones para posicionarse en territorios como Huila y Tolima.

Entre sus presuntas acciones delictivas se registra el homicidio de Agustín Sánchez, alias El Indio, el 17 de febrero de 2019; el hombre de 52 años se encontraba en el proceso de reincorporación a la vida civil.

El 21 de febrero de 2019, en la vereda La Esmeralda Alta del municipio de Planadas Tolima, habría participado del asesinato de Jhon Andrés Ramos Turriago, de 19 años de edad y Evert Adrián Yasno Valencia, de 23 años, al parecer fueron ajusticiados por hurtarles un dinero, en su afán por financiar sus acciones delictivas.

También se le investiga de ser el autor, junto a dos de sus hombres, del homicidio, el 10 de marzo de 2019, del señor Oneider González Guillombo, momentos en que se desplazaba a su vivienda en la vereda la Esmeralda Alta de Planadas, Tolima.

En la vereda El Diamante, del corregimiento Chapinero de Neiva, habría asesinado, junto a otros dos sujetos, al exintegrante de la guerrilla Manuel Olaya Arias, alias Chapin, en hechos ocurridos el 27 de mayo de 2020.

Así mismo, se le sindica de ser el responsable, en octubre de 2020, de un homicidio colectivo registrado en la vereda Dorado de Planadas, Tolima, así como de la participación en el reclutamiento de menores en el sur del Tolima y occidente del Huila, con el fin de aumentar su fortaleza en número de hombres.

No en vano el sujeto tenía en su contra órdenes de captura por los delitos de homicidio agravado, concierto para delinquir agravado y fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego y municiones.

Henry Contreras Bravo, de 19 años de edad, el segundo al mando de la organización criminal, habría ingresado hace tres años al Frente Alfonso Caño, y adelantaría misiones de cobro de extorsiones en el sur del departamento del Tolima y en los municipios de Aipe, Santa María, Palermo, Campoalegre y Neiva, en el Huila.

Junto a alias Bolas estaría liderando el reclutamiento de menores en el sur del Tolima y occidente del Huila.

El comando del Ejército señala finalmente que este contundente golpe neutraliza los planes estratégicos, estructurados desde territorio venezolano por Iván Márquez y «el pais», máximos cabecillas de la llamada «segunda Marquetalia».

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!    

Comenta aquí: