Casa Blanca defiende a general que expresó preocupaciones sobre Trump

El presidente del Estado Mayor Conjunto, el general Mark Milley, habla durante una sesión informativa en el Pentágono, el 6 de mayo de 2021.

*El senador republicano Marco Rubio, un crítico frecuente de Biden, pidió la renuncia del general Mark Milley, diciendo que «trabajó para socavar activamente al comandante en jefe de las fuerzas armadas estadounidenses».

Por: Ken Bredemeier – VOA.

La Casa Blanca defendió el miércoles al principal comandante militar de Estados Unidos, el general Mark Milley, presidente del Estado Mayor Conjunto, contra los pedidos de su renuncia luego de las revelaciones en un nuevo libro de los periodistas del Washington Post Bob Woodward y Robert Costa.

Según el libro, titulado Peril (Peligro), Milley dijo a funcionarios militares de alto rango que cualquier orden de ataque del expresidente Donald Trump en los últimos días de su presidencia debe aclararse con él. El libro también reveló que Milley llamó dos veces a China para asegurarle a Beijing que ningún ataque estadounidense era inminente.

Según la ley estadounidense, el presidente es el comandante en jefe y existe una tradición de control civil de los líderes militares.

Pero Milley, creyendo que Trump había sufrido un declive mental después de perder su reelección en noviembre pasado, convocó a sus principales líderes militares a principios de enero para asegurarse de que consultaran con él antes de ejecutar cualquier orden de Trump de ataque en el extranjero, según el libro. Milley no ha cuestionado las afirmaciones.

Después de que se revelara el acercamiento a Beijing el martes, altos funcionarios dijeron que Milley había coordinado las llamadas con el conocimiento de la oficina del secretario de Defensa, el liderazgo civil del Pentágono.

Trump no emitió órdenes de ataque en enero mientras se preparaba para dejar Washington y entregar la presidencia al demócrata Joe Biden, aunque hasta el día de hoy persiste en afirmaciones infundadas de que la elección fue fraudulenta costándole la reelección.

Milley ha continuado liderando el Ejército de EE. UU. durante los primeros ocho meses de Biden en el cargo. Pero algunos legisladores republicanos han pedido su renuncia por los incidentes descritos en el libro, que se publicará la próxima semana.

La secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, habla durante la sesión informativa diaria en la Casa Blanca en Washington, el martes 20 de julio de 2021 (AP Photo / Susan Walsh).
La secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, habla durante la sesión informativa diaria en la Casa Blanca en Washington, el martes 20 de julio de 2021 (AP Photo / Susan Walsh).

La secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, rechazó cualquier afirmación de que Milley había violado el principio de control civil de las fuerzas armadas. Ella dijo que Biden tiene «completa confianza en su liderazgo, su patriotismo y su fidelidad a la Constitución».

Los incidentes ocurrieron en un momento en que el expresidente «fomentó disturbios que llevaron a una insurrección y un ataque al Capitolio de nuestra nación», indicó. Cientos de partidarios de Trump irrumpieron en el edificio el 6 de enero para tratar de evitar que los legisladores certificaran la victoria de Biden.

Psaki calificó los disturbios en el Capitolio como «uno de los días más oscuros en la historia de nuestra nación».

El senador republicano Marco Rubio de Florida, un crítico frecuente de Biden, pidió la renuncia de Milley, diciendo que Milley «trabajó para socavar activamente al comandante en jefe de las fuerzas armadas estadounidenses» y que sus acciones equivalían a traición.

«El general Milley ha intentado racionalizar su comportamiento imprudente argumentando que lo que percibía como el juicio de los militares era más estable que su comandante civil», escribió Rubio a Biden.

«Es un precedente peligroso que podría ser afirmado en cualquier momento en el futuro por el general Milley u otros», dijo Rubio. «Amenaza con destrozar el antiguo principio de control civil de las fuerzas armadas de nuestra nación».

El senador Marco Rubio, republicano por Florida, ha pedido la renuncia del general Mark Milley.
El senador Marco Rubio, republicano por Florida, ha pedido la renuncia del general Mark Milley.

Otro republicano, el senador Ted Cruz de Texas, calificó las revelaciones del libro como «profundamente preocupantes».

«Nuestra Constitución incorpora el control civil de las fuerzas armadas, y si el presidente de los jefes conjuntos estaba socavando activamente al comandante en jefe y prometiendo a nuestros enemigos desafiar a su propio comandante, eso es completamente inconsistente con sus responsabilidades», dijo Cruz.

Pero el portavoz de Milley, el coronel David Butler, dijo que las acciones reportadas por el jefe de personal estaban dentro de los límites normales, y señaló que consulta regularmente con los jefes de defensa de todo el mundo, incluidos los de China y Rusia.

«El general Milley continúa actuando y asesorando dentro de su autoridad en la tradición legal del control civil del ejército y su juramento a la Constitución», dijo Butler en un comunicado de prensa.

[Fuente: Voz de América Noticias]

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!  

Comenta aquí: