Policía asesinado en Malambo: Tenía cargada a su hija de 2 años y la abrazo para protegerla

Tras el crimen del miembro activo de la Policía Nacional, Carlos Andrés Escorcia Vergara, asesinado a balas la noche del miércoles en el barrio El Concorde del municipio de Malambo, Atlántico, Diario la Libertad habló con sus familiares.

Negocio de comidas rápidas donde fue asesinado el patrullero de la policía Carlos Escorcia Vergara

Según las versiones entregadas por algunos de los familiares que atendieron a este medio, indicaron que el caso está en manos de las autoridades para establecer los móviles del crimen de Carlos Escorcia, pues sobre el particular se están especulando muchas cosas que deberán esclarecer las respectivas autoridades judiciales.

Juliana Andrea Bolaño Vergara, hermana del patrullero Carlos Escorcia, asesinado en Malambo

Desde el año 2017, el patrullero estableció un pequeño negocio de comidas rápidas, donde al mediodía vendían almuerzos con la ayuda de la familia.

Sobre una presunta extorsión, indicó una hermana Juliana Andrea Bolaño Vergara que «desconocen que se estuviera dando esa situación», sin embargo, reconoce que «tenía deudas que estaba pagando y no se conocía de ninguna amenaza, pues quienes le prestaban dinero, eran conocidos», puntualizó.

Sobre Carlos Escorcia refiere una de sus familiares diciendo, «era una persona que no se metía con nadie y si necesitaban una ayuda y el podía, lo ayudaba y estaba enfocado en su trabajo y en su negocio de comidas rápidas«, agregó también que «cuando salia del trabajo, se dedicaba al negocio de las comidas rápidas, a su familia»

Carlos Escorcia era un patrullero que entró a la Policía Nacional desde el año 2012, en la Escuela de Carabineros, después pasó a la ciudad de Cartagena, luego a Barranquilla, donde estuvo prestando sus servicios en la Estación de Policía de Malambo y últimamente se encontraba laborando en el Armerillo.

Patrullero de la Policia Carlos Andrés Escorcia Vergara

Al momento del ataque a bala, Carlos Escorcia se encontraba en su día de descanso, por lo cual estaba dedicado en su negocio con su pequeña hija de dos años de edad, a quien tenía en sus brazos, pero al ver que les disparaban, solo abrazó a su hija para protegerla de las balas que acabaron con su vida.

Escorcia alcanzó a ser trasladado a la clínica Campbel de Malambo, pero por la gravedad de las heridas, fue remitido a la Clínica de la Policía, donde le practicarían una cirugía, pero no alcanzó a entrar al quirófano, produciéndose su deceso.

Deja una esposa con dos hijas de 12 y 2 años de edad. Era natal de Medellín, pero toda su vida la vivió en la Costa Atlántica.

Lo único que le piden a las autoridades es esclarecer el caso y dar con el responsable del crimen.

Al respecto, el comandante de la Policía Metropolitana anunció que están frente a la investigación del caso y con relación a los rumores de una presunta extorsión, emitió el siguiente comunicado:

COMUNICADO ACLARATORIO

La Policía Metropolitana de Barranquilla se permite informar que:

  1. La noche del martes 14 de septiembre se presentó el homicidio del señor patrullero Carlos Andrés Escorcia Vergara en el municipio de Malambo.
  2. La reacción de las patrullas del cuadrante permitió la captura de uno de los presuntos responsables a quien se le halló un revólver y quién fue señalado por testigos del crimen.
  3. De inmediato se inició la investigación pertinente para esclarecer los móviles.
  4. En redes sociales y medios de comunicación se divulgaron unos audios en los que supuestamente se escuchaba al señor patrullero ser víctima de extorsiones, sin embargo, por parte del Gaula de la Policía se hicieron las verificaciones correspondientes y se corroboró que estas grabaciones no tienen relación con el homicidio del policía, quien tampoco había denunciado ser víctima de extorsión.
¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!    

Comenta aquí: