Guaidó anuncia restructuración de Junta Directiva de Monómeros

El presidente interino de Venezuela, precisó que la Junta Directiva de Monómeros debe ser restructurada para poder avanzar rápidamente en alianza con Colombia y con las licencias necesarias sobre lo que necesita la empresa a fin de continuar adelante.

Guaidó agradeció la labor de la saliente presidenta de la Junta Directiva, Carmen Elisa Hernández, quien presentó su carta de renuncia.

El presidente interino mostró su acuerdo con la toma de Monómeros por parte de la Superintendencia de Sociedades de Colombia, precisando que es necesaria para proteger este activo.

Fue enfático en señalar que Monómeros es una empresa de capital y titularidad venezolana y que debe ser administrada como tal. “Vamos a hacer todos los esfuerzos como lo hemos venido haciendo desde el principio, a pesar de las deficiencias con la cual la dictadura dejó cada una de las empresas hipotecadas con proveedores casi infinitos”, anotó Guaidó.

“Debemos hacerlo acompañados en estos momento de un aliado muy importante al cual le agradecemos la atención con los venezolanos”, sostuvo refiriéndose al Gobierno colombiano.

Por su parte la saliente presidente de la Junta Directiva de Monómeros, Carmen Elisa Hernández, confirmó que su decisión se debió a diferencias insalvables con el resto de la Junta Directiva y con la gerencia que está al frente de la empresa, sobretodo por la forma como se manejó la decisión de control por parte de la Superintendencia de Sociedades.

Al igual que el presidente interino, considere que dada la situación en la que ha entrada la empresa por “los ataques por parte del régimen, las amenazas de que hay que devolvérsela a Maduro, ha generado falta de confianza en los proveedores y en los mercados, y por eso, una resolución de control, es decir un acompañamiento del gobierno colombiano a través de la Superintendencia para hacer un frente de trabajo y de blindaje, da tranquilidad y confianza a los proveedores, que son en últimas quiénes nos han venido dando financiamiento para poder mantener la operación”.

De acuerdo con Hernández Monómeros está en una difícil situación financiera pues no han tenido acceso a créditos de banca privada por temas de accionistas y por falta de apetito de riesgo de la banca, perfectamente entendible.

Advirtió que esa falta de flujo de caja de la empresa puede convertirse en un problema de seguridad alimentaria para Colombia, pues esta compañía atiende cerca del 50% del mercado de fertilizantes de este país. “El problema financiero grave de Monómeros, no solo afecta a los trabajadores, no solo a la Costa, afecta a todo Colombia, por eso el acompañamiento el control de la Supersociedades para mí es un mecanismo de generar confianza, de generar un plan de recuperación acompañado por la Institución y podría ayudarnos también a salir de esta crisis coyuntural”, afirmó.

Ejecutiva dijo que en estos dos años y medio ha entendido lo que significa Monómeros no solo para Barranquilla como empleador de 650 familias directas y más de 1000 indirectas, sino entendido lo que significa la marca y el fertilizante para el mercado colombiano de la agricultura, por ello habría un impacto realmente grave si pasara algo con esta empresa.

“Creo que la situación es muy crítica, entiendo que el gobierno interino en conjunto con el gobierno de Colombia tendrán acercamientos para buscar soluciones, porque ambos países estamos conscientes de la importancia de que Monómeros no sufra una crisis, una liquidación, cualquiera de esas situaciones indeseables”, comentó la ejecutiva, indicando que para Venezuela esta empresa también es muy importante porque “representa lo que va hacer esa bisagra para el agro venezolano cuando regrese la democracia”, puntualizó.

#DIARIOLALIBERTAD

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!    

Comenta aquí: