Fiscal de Patrimonio denuncia que exceso de trabajo y falta de recursos la tienen enferma

*Consuelo García también denunció que tiene más de 4.000 procesos represados y que ha tenido que pagar de su bolsillo para que le ayuden a revisar folios.

Consuelo García Andrade, fiscal sexta sección de la Unidad de Primera de Patrimonio Económico, pese a que algunos de sus compañeros le manifestaron que no hicieran denuncia alguna sobre la difícil situación laboral por la que atraviesan muchos de sus compañeros, hizo caso omiso, y a través de un video contó lo que viven para poder trabajar y sacar adelante los casos que les corresponde manejar a diario.

Una de las razones que llevó a la fiscal García es la grave congestión judicial que se presenta en decenas de despachos del país y la falta de recursos para superar esa situación.

En varios videos la funcionaria denunció que tiene más de 4.000 procesos represados y que ha tenido que pagar de su bolsillo para que le ayuden a revisar folios, ante la falta de colaboración por parte de la Fiscalía General de la Nación.

La señora García Andrade advirtió que es la única fiscal asignada a fraudes procesales, por lo que debe asumir toda la carga laboral que implica presentar pruebas y participar de las audiencias.

Así lo denunció públicamente: «Estoy enferma, estoy estresada y no alcanzo a dormir y descansar. Todos los sábados y domingos estoy dedicada a estudiar los procesos, yo le envié a usted una carta muy respetuosa para que usted me ayudara porque soy la única fiscal que tiene fraudes procesales, los procesos son grandes, voluminosos (…) Tengo una asistente que es buena, pero ella materialmente no alcanza, estoy pagando de mi bolsillo a una persona, como lo hacen todos los otros fiscales porque la Fiscalía no nombra asistentes técnicos, notificadores».

En su denuncia agrega que: «la Fiscalía no da papel ni me ha dado a mí una cámara para poderme conectar a las audiencias, me toca desde mi celular».

Denunció también que el funcionario Luis Alexander Bermeo, hizo caso omiso a un oficio en el que denunció esta situación y agregó que «yo respetuosamente pido que haya una redistribución de mi carga, por favor me estoy enfermando, estoy a punto de enloquecerme (…), Me siento supremamente mal, no tengo una oficina acorde».

Manifestó la Fiscal Consuelo García que envió las fotos de todos los expedientes que tiene a su cargo y que «no tengo por donde caminar, materialmente me están haciendo daño todos estos procesos».

Precisó la fiscal que lleva más de 28 años trabajando en la Fiscalía y que a pesar de que en poco tiempo obtendrá su pensión laboral, el exceso de trabajo le impide tener una vida normal.

Le dijo a Luis Alexander Bermeo: «No puedo más (…) Esto lo voy a hacer público porque usted no me contestó, usted no me dijo a mí nada, absolutamente nada del oficio que publiqué en el chat de los fiscales».

La fiscal denunció finalmente que también estuvo en tratamiento con dermatología porque son tantos los expedientes que atiborran su despacho que el ácaro viene afectando de manera grave su piel en todo su cuerpo, especialmente en zonas sensibles.

#DIARIOLALIBERTAD

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!  

Comenta aquí: