El G20 acuerda proporcionar a los países pobres vacunas contra la Covid-19

Los ministros de Salud del Grupo de los Veinte (G20) dieron este lunes en Roma, Italia, un paso hacia un plan para frenar la propagación del coronavirus entre las poblaciones vulnerables en los países pobres.

Después de dos días de conversaciones, los ministros acordaron un amplio plan para proporcionar asistencia financiera y vacunas con el fin de frenar la propagación de la pandemia en los países más pobres, según el ministro italiano de Salud, Roberto Speranza.

En un comunicado conjunto, los ministros acordaron transmitir un fuerte mensaje de cooperación, solidaridad y justicia, en la firme convicción de que nadie debe quedarse atrás.

Italia ocupa la presidencia rotatoria del G20 este año, lo que le permitió a Speranza presidir las conversaciones, que se llevaron a cabo en Roma.

En una conferencia de prensa, Speranza alabó lo que llamó un «pacto de Roma» para la distribución de vacunas.

«Tenemos el compromiso político de distribuir vacunas a todo el mundo», dijo Speranza a los periodistas. «Solo trabajando juntos podemos garantizar una distribución justa de las vacunas que nos pueden proteger de la propagación de la COVID-19».

En el marco de las conversaciones, el ministro de Salud alemán, Jens Spahn, sostuvo que su país se ha comprometido a donar al menos 100 millones de dosis contra la COVID-19 a los países pobres para finales de este año.

«La pandemia habrá terminado solo cuando las tasas de infección bajen globalmente», recordó Spahn, agregando que el riesgo de nuevas variantes continuaría mientras haya grupos de personas no vacunadas en partes del mundo.

Stella Kyriakides, comisionada de Salud y Seguridad Alimentaria de la Unión Europea, hizo eco de las palabras de Spahn, diciendo que el mundo debería tratar de vacunar al menos al 40 por ciento de la población mundial para finales de 2021.

«Está claro que nuestro objetivo debe ser vacunar, vacunar, vacunar», subrayó Kyriakides. «Tenemos que trabajar hacia la meta del 40 por ciento», añadió.

Añadió que una parte clave de esa estrategia sería aumentar la producción de vacunas en África, el continente que según la Organización Mundial de la Salud tiene la tasa general de vacunación más baja en términos porcentuales. Producir más vacunas en África «nos permitiría llegar a todas las partes del continente más rápido y más eficientemente», anotó.

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!  

Comenta aquí: