Gobierno controvierte decisión del Consejo de Estado de suspender asistencia militar en el paro

  • En la impugnación la Presidencia y los ministerios de Defensa y del Interior advierten que no hay prueba de que Fuerzas Militares hayan vulnerado la protesta.

El recurso de impugnación de la Presidencia de la República y los Ministerios de Defensa y del Interior, fue recibido por el Consejo de Estado.

A través de este las mencionadas instituciones piden revocar la decisión de la Sección Cuarta del alto tribunal que tumbó, de manera temporal, el decreto 575 que permitía la asistencia militar en la protesta social.

En un documento de 28 páginas, la Secretaría Jurídica de la Presidencia asegura, que no existe registro de un solo caso en el que algún miembro de las Fuerzas Militares, -Ejército, Fuerza Aérea o Armada Nacional-, “haya sufrido el más mínimo inconveniente con algún manifestante pacífico”.

Como se sabe el Gobierno nacional defiende la asistencia militar al decir que no fue activada como instrumento de reprimir la protesta social pacífica sino al contrario, que “gracias al apoyo militar, la Policía Nacional ha logrado despejar los bloqueos y permitido la reactivación del flujo de personas, bienes y servicios en todo el país”.

Por su parte, la Dirección de Asuntos Legales del Ministerio de Defensa, indica que “no se allega prueba alguna que permita siquiera deducir que la Asistencia Militar que es prestada por las Fuerzas Militares haya consistido en actuaciones sistemáticas contra la protesta pacífica”.

Argumentan que tal afirmación sin medios probatorios, “contraviene el derecho al debido proceso, de contradicción y de defensa”.

El Ministerio de Defensa asegura que “No se indican las condiciones de tiempo, modo y lugar en que la Fuerza Pública haya desplegado las supuestas acciones en contra de quienes obran como accionantes en el proceso de tutela”.

Se advierte que el fallo favoreció una tutela que presentó un grupo de ciudadanos de Cali, que consideró que la respuesta de las fuerzas policiales y militares en las protestas ciudadanas estaba poniendo en riesgo el ejercicio de su derecho, a la vida e integridad personal, al debido proceso y a no ser sometidos a desaparición forzada.

Como se recordará, en su decisión, el Consejo de Estado advirtió que la asistencia militar no sería el medio idóneo para controlar la seguridad y la convivencia, ya que ese trabajo es de la Policía y no del Ejército.

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!  

Comenta aquí: