Indignación en La Guajira por destitución de docente Wayuú que denunció irregularidades en el PAE

La docente Rosa Redondo denunció irregularidades en el PAE en La Guajira.

Hay indignación entre el gremio de los docentes en Riohacha, luego de que se destituyera a una docente indígena Wayuú con más 18 años de servicio por presuntamente realizar denuncias por irregularidades presentadas en el Plan de Alimentación Escolar (PAE).

Mediante un acto administrativo emitido por la Administradora Temporal para el sector educativo en La Guajira, se conoció la decisión de la destitución de la maestra Rosa Redondo, quien tenia 18 años al servicio en el resguardo indígena Perraptu y por varios años venía denunciando irregularidades en el PAE.

Ante los hechos, el pasado 29 de julio un grupo de indígenas decidió tomarse las instalaciones de la Secretaría de Educación para exigir por una respuesta ante la destitución de la docente.

A pesar de las demandas del grupo de protestantes hasta la fecha ni la Secretaría de Educación de la Guajira ni de la de Riohacha se han pronunciado al respecto para emitir su versión de los hechos.

Sin embargo, a raíz de las denuncias por redes sociales y la opinión pública, donde con imágenes se ven las escasas porciones de comidas que son suministradas a los niños, la Contraloría General de la Republica comenzó a verificar en tiempo real qué está sucediendo en esta región del país al respecto y a recopilar la información necesaria para concretar las pruebas.

«La Contraloría ve con preocupación que las instituciones educativas y las entidades territoriales certificadas no están preparadas con la alimentación que deben dar a los niños con motivo de su regreso presencial. Eso se está viendo en La Guajira, donde inclusive no se está garantizando el 100 por ciento de la alimentación a los estudiantes», se lee en un comunicado emitido por la entidad.

Por esto, una comisión de la Contraloría General de la República acudieron a la visita de dos instituciones educativas, una en Riohacha, donde se propició acuerdos para asegurar el funcionamiento de la cocina que tiene la Institución Educativa Familia de Nazareth, ya que en este colegio «se determinó que los niños no pueden recibir aún comida caliente, pues la dotación de la cocina está incompleta. La cocina aún no funciona porque no hay ollas, tampoco refrigeración, ni elementos para servir».

Ante esto, con los padres de familia, el rector del colegio, el alcalde y la gerencia temporal del Ministerio de Educación se acordó que en «no más de 15 días se tenga solucionada esta situación», o por lo menos así lo anunció el Contralor Delegado para el Sector Agropecuario, Gabriel Romero. 

La segunda visita se llevó a cabo en el corregimiento de Cotoprix la CGR, donde se visitó la Institución Educativa San Juan Bautista para evaluar una denuncia que recibió de los mismos profesores sobre la entrega de raciones del PAE y la respuesta fue que «se encontraron allí situaciones que pusieron en riesgo la alimentación de los niños algunos días, señaló el delegado».

Ante estas preocupantes declaraciones se hace evidente la falta de control que existe dentro del manejo del Programa de Alimentación en ese departamento.

Por esta razón, varios docentes como la indígena Rosa Redondo han decidido realizar sus denuncias al respecto, aunque presuntamente esto le haya costado su puesto de trabajo, situación que, como la falta de control en el PAE, tampoco ha sido esclarecida por parte de la Secretaría de Educación.

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!    

Comenta aquí: