CARTA SOLEDEÑA: Contra el olvido deportivo en Soledad

*Evitemos que esta negligencia siga imponiéndose, por falta de apoyo oficial a los practicantes y escenarios. Falta recuperar conciencia y semilleros deportivos.

Por: Orlando Villarreal Gravini
Colaborador.

El tema que quiero reseñar en la presente misiva tiene un contenido muy amplio, que molestará a algunos y será edificante para otros. Dejo en claro que “el uso de los factores, no altera el producto”, y que me perdonen por no hacer una reseña cronológica, ni un análisis profundo de las diferentes disciplinas deportivas que en Soledad se practicaron por doquier y se obtuvo excelentes resultados por equipos e individualmente. Esa es una tarea que les dejo a mis queridos lectores, quienes recordarán con lujo de detalles y competencias, a algún deporte y deportista.

En el ayer, sin tanto protocolo, pero con férrea voluntad, pudimos salir airosos en los compromisos que nos encomendaban; aun cuando no había escuelas para entrenadores, ni enseñanza de tácticas y procedimientos en los jugadores; es decir, aquí en Soledad todo se daba “silvestre como la verdolaga”. No se requería de mucho para dirigir o ser dirigido; mostraban sus “herramientas” y ofrecían capacidad innata, que los hizo grande en el deporte que practicaban. Cunden ejemplos: Casto Orozco, zapatero del ‘Rey Soy’, con Gil Racedo, dirigió al equipo Girardot, primera categoría, Liga del Atlántico. Fue campeón varias veces.

Manuel Cárdenas, un operario de Avianca, aglutinó en el patio de su casa, carrera 22 calles 21 y 22, cerca del sector de la ‘cachaca’ María, a principiantes de las pesas, quienes con barras de hierro y discos de concreto armado, se iniciaron y después campeones de Colombia, en Juegos Bolivarianos, Suramericanos, Panamericanos, Internacionales y pare de contar.

Nuestro adoptado Fernando Fiorillo, fue un boxeador internacional, llegado a estos lares por ser hermano de don Luis, “descubrió” para Soledad y Colombia, el ‘Madison Square Garden’, su nombre, por un homenaje que el pueblo de Estados Unidos de América, le hizo al Presidente James Madison, período 1807 – 1817. Hizo grandes peleas y fue admirado por la afición boxística del país. Hizo un dúo dinámico con Alejandro Barragán y en las Fiestas Patronales de San Antonio de Padua, montaron veladas boxísticas en categoría profesional y aficionado.

Así mismo, lo que ocurrió con Alejandro ‘Butifarra’ Ibáñez Navas, único pitcher o lanzador zurdo, quien hizo campeón del Béisbol Profesional de Colombia, a la novena Willard, dirimió muchos partidos como abridor y fue ganador. Un poco más atrás con el médico Teddy Pacheco Reales, primer soledeño en Junior, goleador en llave con el abogado brasilero Heleno de Freitas.

El Club Deportivo Ovigra, con algunos conocedores de la materia, organizó equipos en diferentes categorías; en uno de categoría Mayores, responsabilizó a Javier Castro, barrio San Antonio y jugando le dio un paro respiratorio y murió; ‘Victoria’ Gutiérrez Robledo, fue técnico y jugador, falleció en pleno partido que dirigía; el Licenciado Franco Pacheco Goenaga, le erigió una placa, Mención a su Recuerdo. Un 31 de Diciembre, en el inicio del partido de fútbol ‘Solo Estrellas’, en la cancha de El Hipódromo, el odontólogo Fernando Ibáñez Donado, cuando recibió un pase de balón quiso avanzar y se desplomó, muerte súbita.

Recientemente, este domingo 18 de julio 2021, el jugador de fútbol, soledeño Antonio Freyle, falleció en la Cancha de Cevillar, Barranquilla, conocido como ‘Gamboa’, por tener un parecido como persona y como futbolista con Delio Maravilla, vieja guardia de Millonarios. Quién sabe cuántos más han pasado por esto, y por no tener conexiones sus familias, con periodistas y autoridades, sus deudos no han dicho “esta boca es mía”.

El alcalde Rodolfo Ucrós Rosales, en rueda de prensa, en pro de su candidatura, se comprometió en convertir nuevamente las Secretarías de Cultura y de Deportes, en dos institutos descentralizados. Hasta ahora es una “mamadera de gallo”. Al oído del Secretario de Deportes, Rafael Rodríguez: No hay canchas ni de mayores, ni de menores, qué puede hacer el gobierno municipal para remediar esto. Seguiremos aportando más sobre lo mismo, en otra ‘Carta Soledeña’.

Ovigra, Cel. 312 685 2072 , [email protected].

#DIARIOLALIBERTAD

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!    

Comenta aquí: