María Magdalena: Santa librada de demonios y no una prostituta

Papa Francisco eleva celebración de Santa María Magdalena al rango de fiesta.

Por: Pepe Sánchez

*La Iglesia Católica celebra ahora su festividad como ritual y litúrgica el 22 de julio, por decisión del Papa Francisco

En gran parte del mundo cristiano aún hoy, Santa María Magdalena cuya celebración dejó de ser una memoria para convertirse en una fiesta litúrgica que se celebra el 24 de julio, se considera a Santa María Magdalena como una pecadora arrepentida de una vida de prostitución, lo cual es un grave error pues en ninguna parte de la Biblia se encuentra tal señalamiento.

Incluso, muchas publicaciones del orden católico suelen caer en la inexactitud que no pudo ser corregida siquiera por la decisión del Papa Paulo VI, quien en el año de 1969 retiró de la celebración litúrgica de la festividad de la santa la palabra penitente. A pesar de que la Iglesia a partir de allí dejó de considerar a María Magdalena como una prostituta arrepentida, muchos hoy siguen cometiendo el error. 

La confusión parte de la homilía 33 del Papa San Gregorio Magno en el año 591 como señalan varias publicaciones -entre ellas. https://www.infobae.com/sociedad- el pasado 10 de abril- quien se refirió a María Magdalena como la protagonista del episodio narrado por el Apóstol Lucas en el Capítulo 7, 37-50, en el cual se habla de una pecadora que se acercó a Cristo, pero no se menciona el nombre.

-Una mujer de mala fama, que vivía en aquel pueblo, supo que Jesús estaba comiendo en casa de Simón. Tomó entonces un frasco de perfume muy fino, y fue a ver a Jesús. La mujer entró y se arrodilló detrás de Jesús, y tanto lloraba que sus lágrimas caían sobre los pies de Jesús. Después le secó los pies con sus propios cabellos, se los besó y les puso el perfume que llevaba. Al ver esto, Simón pensó: «Si de veras este hombre fuera profeta, sabría que lo está tocando una mujer de mala fama.» Jesús dijo: —Simón, tengo algo que decirte. —Te escucho, Maestro —dijo él. Jesús le puso este ejemplo: —Dos hombres le debían dinero a alguien. Uno de ellos le debía quinientas monedas de plata, y el otro solo cincuenta. Como ninguno de los dos tenía con qué pagar, ese hombre les perdonó a los dos la deuda. ¿Qué opinas tú? ¿Cuál de los dos estará más agradecido con ese hombre? Simón contestó: —El que le debía más. —¡Muy bien! —dijo Jesús. Luego Jesús miró a la mujer y le dijo a Simón: —¿Ves a esta mujer? Cuando entré en tu casa, tú no me diste agua para lavarme los pies. Ella, en cambio, me los ha lavado con sus lágrimas y los ha secado con sus cabellos. Tú no me saludaste con un beso. Ella, en cambio, desde que llegué a tu casa no ha dejado de besarme los pies. Tú no me pusiste aceite sobre la cabeza. Ella, en cambio, me ha perfumado los pies. Me ama mucho porque sabe que sus muchos pecados ya están perdonados. En cambio, al que se le perdonan pocos pecados, ama poco. Después Jesús le dijo a la mujer: «Tus pecados están perdonados.» Los otros invitados comenzaron a preguntarse: «¿Cómo se atreve este a perdonar pecados?» Pero Jesús le dijo a la mujer: «Tú confías en mí, y por eso te has salvado. Vete tranquila- es lo que dice Lucas y por ningún lado aparece el nombre de María Magdalena.

La primera vez que María Magdalena aparece en el Evangelio es en citada por el propio Lucas (8, 2), cuando Cristo la libera de siete demonios que la atormentaban y en (8.3), cuando señala que algunas mujeres seguían a Cristo porque las había sanado de «malos espíritus»

Y también algunas mujeres que habían sido sanadas de espíritus malos y de enfermedades: María, llamada Magdalena, de la que habían salido siete demonios- puntualiza el evangelista sin más detalles.

-Aconteció después, que Jesús iba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios, y los doce con él, y algunas mujeres que habían sido sanadas de espíritus malos y de enfermedades: María, que se llamaba Magdalena, de la que habían salido siete demonios, Juana, mujer de Chuza intendente de Herodes, y Susana, y otras muchas que le servían de sus bienes- agrega.

Como se ve, en ninguna de sección de las Sagradas Escrituras se habla de Santa María Magdalena como una prostituta arrepentida. De ella solo se afirma que siguió a Jesús, luego que Él la hubiese liberado de los 7 demonios que la martirizaban,

El Papa Francisco dio un paso importante para corregir de una vez por todas el eror en torno a la santa, al ordenar la celebración en 2016, no ya como memoria sino como festividad litúrgica ritualista, el día 26 de junio.

-Con ello estableció la igualdad absoluta de María Magdalena con los apóstoles, algo que nunca se hizo antes y que también marca un punto sin retorno- para las mujeres en la iglesia-  indicó Lucetta Scarrafia, directora de la revista mensual Mujer Iglesia Mundo publicada por el Vaticano. 

Tomado de www.pepecomenta.com

Comenta aquí: