20 de Julio de 1810: No hubo florero y tampoco Independencia

Caracol Radio, en una de sus emisiones del 17 de junio de 2008 -a través de Internet- indicaba que “tras algunas investigaciones realizadas por profesores y estudiantes de historia, se demuestra que lo que se le pidió a Llorente no fue un florero, sino una bandeja»

«Juramos por Dios defender a  NUESTRO AMADO REY FERNANDO VII…”dice el acta suscrita el 20 de julio de 1810 por la oligarquía criolla. 

El presbítero José Antonio Torres y Peña en sus Memorias, que pueden ser consultadas en los Archivos de Historia Nacional, describió los sucesos del 20 de julio de 1810, como una copia de los inicios de la Revolución Francesa.

Para empezar, los eventos preparados con mucho cuidado en el Observatorio Astronómico que dirigía Francisco José de Caldas, preveían el levantamiento para el día 14 de julio, aniversario del inicio de los enfrentamientos que acabaron con la monarquía de Luis XVI en Francia, y que cambiaron la historia del mundo.

Pero los organizadores criollos, tuvieron que aplazar la revuelta, porque el oidor Antonio Villavicencio –a la sazón en Honda tuvo inconvenientes para llegar a Bogotá ; sólo anunciaba su arribo a la ciudad para el día viernes 20. Se aprovechó que era fecha de mercado, y se procedió en consecuencia.

La Revolución Francesa se inició después de que Jean Baptiste de Réveillon, un comerciante que había sido requerido para apoyar a los manifestantes, se negó a ello.

Entonces, lo calumniaron diciendo que había “insultado a los trabajadores, afirmando que con lo que ganaban en un día podían vivir quince”.

Esto ocurrió el 28 de abril de 1789 y sirvió de base para los posteriores sucesos del 14 de julio.Réveillon fue golpeado y su casa destruida, desde luego. (La multitud en la historia, George Rude) ¿No se parece esto a la celada que se le tendió al español José González Llorente para tener el pretexto de darle una paliza y desatar la furia contra “los chapetones”?

Pero antes de seguir con el tema, hay que revisar la cuestión del florero que no fue florero.A medio día, los Morales, padre y dos hijos, llegaron a la casa de Llorente a pedirle no un florero, como se viene enseñando en los planteles educativos desde tiempos inmemoriales, sino “la base donde podía colocarse el florero”.

Así lo afirma la Casa Museo del Florero en su página de Internet y lo señala también el presbítero Torres y Peña, quien dice que lo que se quería era “una charola para servirle refrescos al señor Villavicencio que llegaba a Bogotá”.

Caracol Radio, en una de sus emisiones del 17 de junio de 2008 a través de Internet- indicaba que “tras algunas investigaciones realizadas por profesores y estudiantes de historia, se demuestra que lo que se le pidió a Llorente no fue un florero, sino una bandeja”.

Todo se había planeado de manera muy cuidadosa. Se sabía que la charola o bandeja, que estaba decorada entre otras cosas con la bandera y el escudo de España citó de nuevo a la Casa del Florero- no iba a ser prestada por González Llorente y por eso, se preparó una escena.

Francisco José de Caldas, pasaba por allí “muy a propósito y por casualidad” y saludó a González Llorente.

Era lo que esperaba Francisco Morales para rematar el plan.

-¿Y Ud. saluda a este español que acaba de decir que se caga en los criollos?

Era la señal. Los hijos de Morales, de edad de 25 años, protagonizaron el acto que ha sido llamado «heroico»: la emprendieron a bastonazos contra el anciano septuagenario español, dando así inicio a las “hostilidades.”

El pueblo, en su mayoría mestizos, azuzado por los criollos, fue a tomarse la cárcel de la Picota,La historia parece haber olvidado este hecho. No se menciona siquiera a quien sacaron de ese penal. Sólo se dice que liberaron a algunos patriotas que estaban allí detenidos, cuyos nombres jamás serían mencionados

¿Era tan importante la Toma de la Picota? ¿O era más bien la simulación de la Toma de La Bastilla que hicieron los revolucionarios franceses? Estos últimos lo hicieron para apropiarse de las armas que había en esa cárcel, en especial de unos cañones que apuntaban en dirección de los sectores obreros y para liberar a 11 soldados suizos que fueron detenidos por no haber querido disparar contra la multitud.Pero… ¿Para que hicieron los protagonistas colombianos lo mismo con La Picota?

No se sabe, pero el parecido con el 14 de julio de 1789 es increíble. Hay más “extrañas coincidencias”.

Camilo Desmoulins, considerado el más enardecedor conductor de multitudes francesas en la Revolución, dijo al momento de arengar a los manifestantes:“¡No podemos perder este único momento momento. Esta noche vamos a ser masacrados, ¡nuestra única posibilidad es tomar las armas!”. (La Multitud en la Historia, George Rude). ¿Recuerda esto a las palabras de José Acevedo y Gómez?“Si perdéis estos momentos de efervescencia y calor, ved los grillos y las cadenas que os esperan”.

Antes, había surgido otra de las grandes figuras de esta Revolución Francesa, según señala en su libro Razón y Revolución Herbert Marcuse. Se refería a François Nöel Babeuf de quien Eduardo Sartelli el 16 de julio de 2009 en el Portal Rebelión, afirma que tenía un profundo conocimiento del mundo feudal, a partir de su profesión como especialista en derecho y comisionado de tierras. Este personaje, fue encarcelado por las opiniones que vertía en su periódico llamado El Tribuno del Pueblo ¿Asombroso verdad?

Por cierto que la muerte de Acevedo y Gómez no pudo ser menos gloriosa. Escondido en la selva que rodea a Leticia, huyendo de la persecución de Morillo, sin atreverse siquiera a apoyar a quienes seguían luchando por una causa que era la de él.

El acta de “Independencia” redactada por Camilo Torres ese día, o quizá unos días antes pues todo estaba preparado, señala ad líteram: “Juramos por Dios defender a nuestra sagrada religión católica, apostólica y romana y a NUESTRO AMADO REY FERNANDO VII…”

El pueblo raso, no aceptaba eso. Quería una independencia absoluta y que los españoles pagaron por sus abusos. Por ello exigió la cárcel para el virrey y su esposa y el único real libertario del movimiento, José María Carbonell, así lo hizo.

A los gritos de A la Cárcel el Virrey y su Esposa, proferidos por el pueblo, Carbonell, procedió a hacerlo y de eso quedó mucho tiempos después, cuando el héroe fue fusilado, un testimonio entregado por Pablo Morillo: José María Carbonell. Fue el primer presidente de la Junta tumultuaria que se formó en esta capital, quien puso los grillos al excelentísimo señor virrey Amar, y lo condujo a la cárcel; el principal autor y cabeza del motín- señaló el caudillo español apodado El Pacificador por su feroz disposición a la hora de la denominada Reconquista.

Los conjurados, Caldas, Camilo Torres, el propio Acevedo y Gómez y otros, aceptaron esta prisión para los representantes del monarca pero eso no se parecía en nada a la Revolución Francesa.

Por tal motivo, optaron por liberarlos al día siguiente, traicionando a la población santafereña y a su líder natural, José María Carbonell, pero ésa es otra historia.¿Qué se festeja, pues, en Colombia el 20 de Julio? ¿El grito proferido por los criollos de “¡Viva el rey y muera el mal gobierno!”?

Un dato adicional y al margen: En el escudo nacional, aparece en la franja intermedia el famoso gorro frigio, que se dice es el símbolo de la libertad, pues lo usaron los conjurados que mataron a Julio César. ¿De ahí lo tomaron los criollos que planearon la “Reyerta del 20 de Julio”? ¿O fue porque lo usaron los manifestantes sureños en la Revolución Francesa?

Comenta aquí: