‘Merengue Ye’, el africano que agita el picó y la verbena

La portada original del disco “Elle me Rend Fou”.

Por: Juan Roa de Ávila
Redacción La Libertad

A mediados de la década de los 80 llegó a las tornamesas de los picós de Barranquilla un ‘Long Play’ procedente de la República Democrática del Congo que haría historia para siempre.

Su caratula, color naranja, con el título “Elle Me Rend Fou”, que en español traduce “Ella me vuelve loco”, despertó interés entre melómanos, coleccionistas y programadores.

El trabajo musical estaba liderado por el entonces desconocido Philo Kola, un artista congolés de quien hasta el momento pocos datos se tenían por estos lados del Caribe. Eran los tiempos en que la música africana comenzaba a ganarse un espacio entre las verbenas y los bailadores barranquilleros que para la época estaban inundados de la música que llegaba de las antillas y el África Central.

El Long Play prensado bajo el sello Panafrican Music incluía en total cuatro temas: del lado A: “devinez” y “Elle me rend fou”; y del lado B: “Petit a Petit” y “Fatou Camara”. Precisamente el que más gustaría entre los bailadores sería este último, un soukous que habla de un hombre que invita a su enamorada a mirarlo con ojos de dulzura, pues son muchos los sentimientos que exhorta hacia ella desde el primer momento en que cruzaron sus miradas.

“Il nya que pour toi, ba hinaka nga ko hina/ lisumu yango nini, ba tika nga kimia”, se escucha en una estrofa de la canción.

La palabra por la cual fue bautizado este disco por los verbeneros es “elengin ye”, que en español traduce: “nos estamos divirtiendo”. Esta palabra es repetida 16 veces en el coro en legua bantú lingala, pero por onomatopeya pareciera que dijera seguidamente “merengue ye”.

En esta oportunidad el coro es acompañado por Zitany Neil, mismo artista que interpreta ‘Tantina’, otro tema verbenero que tan pronto llegó a Barranquilla en el ámbito picoteril se le bautizó como el ‘Satanás’.Sobre el ‘Merengue Ye’ son muchas las historias que se han tejido. Se grabó en noviembre de 1982 en los estudios JBZ en Abidjan, Costa de Marfil, para el sello Panafrican Music y salió al mercado ese mismo año.

Sin embargo, a la ciudad de Barranquilla llegó a medidos de 1983, como una osadía de los picós El Freddy, El Timbalero y El Supersónico de Cartagena, que empezaron a programarlo. Y aunque muchos aparatos de sonido lo autoproclamaron como exclusivo, lo cierto es que pronto llegó a las tornamesas de otros picós.

En la melodiosa guitarra de la canción aparece el también congoleño Lokassa Ya M’bongo, artista que hoy por hoy sigue gozando de mucha acogida en la ciudad y que estuvo por última vez en Barranquilla en el año 2016, con ocasión de la celebración de los 50 años de La Troja. Entre los verbeneros también se hizo popular una adaptación con una parte de la letra de la canción. Para muchos, supuestamente, un fragmento por onomatopeya al español dice: “Me tomo la pastillita de Postan 500”. Aunque en la ciudad se viralizó la parte donde la canción toma un poco más de ritmo y goce, lo cierto es que son más de 8 minutos de guitarras y tambores cargadas de mucha identidad africana. Sobre esta pieza, he podido constatar que el nombre de la canción “Fatou”, hace referencia al hombre a quien va dirigida la canción. “Fatou” le canta a su amada un poco de cariño sin temor a que los demás se enteren.

“Tú despiertas sin saber dónde estoy/Fatou Camara de Senegal se fuerte / el único que te amara es tuyo sé honesta/ amar a alguien no es un pecado en el mundo”, dice el inicio.

Es de anotar que luego con los años en Barranquilla también se hizo muy popular otro tema incluido en este LP. Su nombre original es ‘Devinez’, pero se le bautizó con el piconema de ‘El Foco’. De Philo Kola conocimos que a estas tierras llegó otro de sus trabajos discográficos, Le Grand Philo Kola, pero no tuvo el mismo éxito que “Elle Me Rend Fou”, donde se incluye la pieza “Fatou Camara” o “Merengue Ye”.

Del mismo artista son poco los datos que se tienen. Como amante de la historia y los datos precisos, personalmente me he dado a la tarea de indagar sobre sus inicios, pero hasta el momento en internet se tienen pocas referencias.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: