Nueva ley de transición energética impulsará inversiones y reactivación: WEC Colombia

Daniel Díaz, secretario Ejecutivo de WEC Colombia.

La nueva Ley de Transición Energética aprobada recientemente por el Congreso de la República será una plataforma que dinamizará, a partir de incentivos tributarios, arancelarios y contables, fuertes inversiones en el sector, que, además, se traducirán en la reactivación económica que urge el país.

Así lo prevé el Consejo Mundial de Energía, WEC Colombia, al analizar los aspectos claves de esta nueva normatividad.

De acuerdo con Daniel Díaz, secretario Ejecutivo de WEC Colombia, la nueva ley le permitirá al país afianzarse como líder regional en ese frente, al tiempo que permitirá llegar con soluciones innovadoras y eficientes a zonas y sectores de la población que demandan energía.

El ejecutivo destacó los incentivos y la variedad de fuentes energéticas que se potencializan con esta nueva legislación, que, en su opinión, colocan a Colombia en altos estándares mundiales relacionados tanto con la apertura hacia una variedad de fuentes no convencionales de energía como el riguroso cuidado del ambiente para enfrentar el cambio climático.

Aspectos claves

El Consejo Mundial de Energía Colombia identificó puntos clave de esta nueva normatividad, como el hecho que se dinamiza el mercado energético a través de la utilización, desarrollo y promoción de fuentes no convencionales de energía, la reactivación económica del país y el fortalecimiento de los servicios públicos de energía eléctrica y gas combustible.

Además, se promueven el desarrollo y fuentes no convencionales de energía, sistemas de almacenamiento y eficiencia, principalmente aquellas de carácter renovable, mediante su integración al mercado eléctrico, su participación en las zonas no interconectadas.

Asimismo, la prestación de servicios públicos domiciliarios, alumbrado público y otros usos energéticos como medio necesario para el desarrollo económico sostenible, la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y la seguridad de abastecimiento energético.

Se promueven la promoción, estímulo e incentivo al desarrollo de las actividades de producción, utilización, almacenamiento administración, operación y mantenimiento de las fuentes no convencionales de energía, principalmente aquellas de carácter renovable, así como el uso eficiente de la energía, que, además, se declaran como asunto de utilidad pública e interés social.

Se destaca también que, con los recursos del Fondo de Energías No Convencionales y Gestión Eficiente de la Energía, Fenoge, se podrán financiar parcial o totalmente, planes, programas y proyectos en el Sistema Interconectado Nacional y en Zonas No Interconectadas dirigidos a, entre otras acciones, promover, estructurar, desarrollar, implementar o ejecutar Fuentes No Convencionales de Energía y Gestión Eficiente de la Energía.

Para fomentar el uso de la energía procedente de fuentes no convencionales de energía estarán excluidos del IVA equipos, elementos, maquinaria y servicios nacionales o importados que se destinen a la preinversión e inversión, para la producción y utilización de energía a partir de las fuentes no convencionales.

Así mismo se establece que las actividades de generación a partir de fuentes no convencionales de energía -FNCE y de gestión eficiente de la energía, gozarán del régimen de depreciación acelerada.

El Hidrógeno Verde y el Hidrógeno Azul serán considerados como fuentes no convencionales de energía renovable y su uso final gozará de los beneficios de deducción en el impuesto de renta, exclusión de IVA, exención de aranceles y depreciación acelerada.

Comenta aquí: