La toxicidad psicológica

La toxicidad psicológica o emocional es hablar de aquellas personas que como otra clase de tóxicos, dañan tu salud. Así como existen alimentos tóxicos, también existe gente tóxica, por lo que muchas de las enfermedades que se padecen o se podría padecer son consecuencia de un nivel emocional desbalanceado. En otras palabras una persona tóxica es aquella que, en la relación interpersonal, desgasta, intimida, culpabiliza, ningunea al otro por tanto es alguien que afecta directa y negativamente a sus más cercanos debido, entre otros aspectos, a su personalidad egocéntrica y narcisista. Una persona tóxica tiene patrones típicos de un egocéntrico como, por ejemplo, el de ser por lo general poco empática con relación a lo que piensan los demás por tanto que quede claro que el comportamiento tóxico se extiende en casi cualquier escenario de nuestra sociedad. 

Las personas tóxicas son gente con poca madurez emocional, inseguras y egoístas. Tienen la necesidad de establecer una relación muy absorbente que les permita descargar todas sus frustraciones convirtiendo al otro o a la otra o a su entorno QUE A ESTA LE INTERESE, en un medio en donde deshacer lo que no le parece, invadiendo sus límites y centrándose en sus defectos para así poder compensar sus propias carencias e inseguridades y sentirse mejor consigo mismo, es decir, no aportan nada positivo a la relación aunque machaquen que lo dan todo… esto debido a que se victimizan.

Una de las principales características de una persona tóxica es que no asumen su responsabilidad y siempre culpan a los demás o a circunstancias externas, tienden a ser asfixiantes, acostumbran presionar a las personas para que hagan lo que ellos desean. Siempre desahogan sus frustraciones, tristezas y pesimismo, son incapaces de apreciar sus logros y siempre emiten juicios para herir los sentimientos ajenos.

En cualquier tipo de relación: de pareja, amistades, familia, compañeros de trabajo, la persona tóxica contaminará con negatividad y baja autoestima a quienes lo rodeen debido a su egocentrismo y narcisismo. En el plano de pareja dominan la relación o tratan de hacerlo a como de lugar, siempre tratan de tener la razón y tratan de absorver o absorben la vida del otro por completo. Así mismo están también las o los tóxicos pasivos que ocultan sus patrones de conducta bajo halagos o disculpas ¿te suena?. Por ej.: este tipo de persona puede ensalzarte edificar tus cualidades y al mismo tiempo considerar que tus aspiraciones no son realistas…

Por otro lado “Tóxico es cualquier pensamiento, emoción o comportamiento de una persona que es perjudicial para sí misma y/o para las personas que la rodean”. Por lo tanto no podemos ir etiquetando a todas las personas de gente tóxica ya que lo tóxico son las acciones de estos por tanto, con esta definición de que lo tóxico no son las personas sino sus acciones, si lo pensamos bien entonces ¿todos somos un poco tóxicos? Muchos tenemos algún rasgo perjudicial para nosotros y para los demás, por ejemplo:

  1. Ser impulsivo al enfadarse 
  2. Hacerse la víctima para defenderse de acusaciones 
  3. Sentirse culpable de forma exagerada 
  4. Ser egocéntrico en las relaciones de amistad 
  5. Tener una muy baja autoestima 
  6. Sentir un orgullo desmedido 
  7. Fumar o tener otras adicciones 
  8. Entre otros rasgos más…

Aquí el problema realmente “aparece” cuando cualquiera de estos rasgos se torna excesivo. Es entonces cuando la persona se amarga la vida o se la amarga a los demás, por tanto es ahí cuando debemos alejarnos de las Personas negativas y tóxicas a pesar de que es bueno saber que una misma persona puede ser tóxica en sus relaciones por ejemplo de pareja, pero no con sus hijos. Otra, en cambio, puede ser muy perjudicial consigo misma, pero después llevar muy buenas relaciones de amistad. Como fuere, a no ser que seas un profesional de la salud mental más vale que te alejes porque son sus actos los tóxicos y realmente hacen mucho daño. 

CARACTERÍSTICAS DE LA PERSONA TÓXICA

Pueden ser hombres o mujeres, cualquiera puede ser tóxica. A continuación las características de las personas tóxicas (No necesariamente todas las características se tienen que cumplir pero si la gran mayoría para poder identificar a este tipo de personas:

  • Los más peligrosos son los pasivos, no arriesgan nunca por miedo, por vergüenza, no intentan nada diferente, nunca son fuente de inspiración, no prueban nuevas experiencias y pareciese que les molestase cuando los otros sí lo hacen. Su vida es “sota, caballo y rey”. Y aunque se suelen tachar de EMPRENDEDORES/as no lo son ya que si se avientan es porque COPIAN, siempre buscan la ventaja para si… y si aparentemente lo hacen es porque siguen a alguien o a algunos ya que siempre tratan de sacar partido o ventaja de todo. 
  • La envidia está muy presente, es su bandera. Les cuesta mostrarse agradecidos con lo que tienen y han logrado porque todo le es poco y quieren como aquel o aquella y además suelen criticar y envidiar lo que los otros sí han alcanzado. No pueden evitar anhelar y desear lo que otros tienen como también desear que el otro no lo tenga todo bajo su disfraz de mansos corderitos. De hecho es la envidia lo que los mueve. Si quieres detectar a las personas tóxicas verás que les fluye la envidia, ya que los carcome por dentro lo que es una fuente de sufrimiento e inmadurez absoluta y es el motivante de muchas conductas agresivas. Aparecen los desprecios y esos odios donde se halla camuflado esa sensación, la de la envidia que lo devora más aún si ya no tienen relación con alguien en particular desatando su furia DISFRAZANDO así su verdadero sentimiento la envidia. 
  • Su capacidad de inhabilitar el crecimiento de aquellos que le son más cercanos debido a que siempre están centrados en sí mismos y no son capaces de ayudar REALMENTE a los demás y aunque pareciera que si lo hacen lo hacen por ellos mismos, porque persiguen algo para sí. 
  • Son excesivamente sarcásticos y despectivos, con señales de falta de empatía y a la vez necesidad de demostrar su superioridad si tienen la oportunidad de hacer esto último pero si son muy sarcásticos y su risa les delata constantemente. 
  • Acostumbran a ser el centro de la atención, necesitan serlo porque están siempre en búsqueda de la validación constante y si son pasivas/os salen con excusas si son descubiertos en esta parte.
  • Suelen quejarse mucho, VIVEN en la queja y expresan constantemente a los demás lo mal que va todo, para que con ello acaparar casi toda la conversación.. recuerden que se victimizan empezando por el tema de la situación actual.. y con la frase si tu estás mal yo estoy peor…
  • Siempre están hablando de lo mal que lo han pasado, y no tienen ni vergüenza de participarlo ante otras personas (para ganarselas) hablan de lo duro que les ha sido aquella experiencia poniendo a parir a quien o a quienes ellos tengan por victimarios, o hablan de lo complicado de sus vidas, y pareciese que en su vida no hubieran pasado nunca cosas positivas y buenas. Viven anclados en “su dolor” aunque luego exclamen cosas como: no pasa nada yo saldré adelante, pero ya consiguieron la validación del otro y todo esto porque se sienten bien y se les nota más contentos y relajados cuando las personas que les rodean se unen a ellos y comparten sus quejas. Les encantan los chismes, los rumores no suelen servir para nada, excepto para dañar la reputación de los demás y, en sus caso, un intento de pulir la suya propia. 
  • Suelen atraer conflictos y culpar a los demás de lo malo que les ocurre. 
  • Siempre tienen historias increíbles para contar y no es que mientan necesariamente, a veces es exagerada y otras buscan llamar la atención porque siempre quieren ser el centro. 
  • Por sobre todo creen que su opinión es la más importante.
  • Tratan de dominar la conversación y menosprecian o dan poca importancia a aquellos que no consideran que estén a su altura.
  • El tóxico o tóxica suele ser carismáticos y encantadores con las personas que les puede servir de utilidad por su conocimiento o estatus OJO. 
  • Las personas tóxicas suelen ser egocéntricas y narcisistas. (Egocéntrico por su incapacidad de tenerse a sí mismos como referencia. En psicología, el egocentrismo suele ser un rasgo de una mente infantil que, sin malas intenciones, creen que lo que ellos piensan es lo que los otros piensan). La característica narcisista puede llegar a ser un trastorno y se refiere a cómo priorizan sus ideas y motivaciones por sobre los otros, menospreciando a aquellos que no son de utilidad para ellos o hasta que dejen de serlo.. 
  • Son personas egocéntricas porque el YO está muy presente en sus discursos. Al hablar se marcan monólogos muy extensos en los que suelen hablar continuamente de ellos mismos, alimentando así su propio ego. Yo, yo y más yo y se escudan en aquello de primero yo segundo yo y tercero yo es decir apostar por uno mismo, lo que para ellos es justo su forma de excusarse. 
  • Falta de empatía, es un factor fundamental. Los perfiles con dicho comportamiento sabotean autoestimas. Carecen de esa empatía primordial con la que ser conscientes del efecto que sus dinámicas tienen sobre los demás. No solo no son capaces de ponerse en los zapatos ajenos sino que no tienen intención alguna de hacerlo, so pretexto de malas vibras conmigo no, ya me tomaré mi tiempo para acercarme y empatizar. Ellos/ellas son ese punto de referencia por donde el mundo debe transitar y no al revés. 
  • No suelen tener metas importantes, se dejan llevar por la inercia de los acontecimientos, por lo general no tienen planes a futuro ni menos alguna decisión sobre su trabajo o carrera. Cuando ya están conscientes de este punto, es cuando recurren al papel de víctima, diciendo que todo está en su contra y nadie les permite avanzar cuando por lo general simplemente abandonan lo que hacen…. 
  • Son muy ansiosos, porque para empezar no son emocionalmente saludables, estarán ansiosas por saber qué piensan los demás de ellas, por empezar una relación, a causa de la soledad, por la necesidad de reconocimiento, etc. 
  • Habla mucho y escucha poco aunque parezca lo contrario y de ser así lo hace porque le interesa algo en lo personal pero normalmente suelen acabar dominando la conversación, aunque a menudo puede dar señales de inseguridad. H
  • Creen tener siempre la razón, sin importar el tema que se trate el realmente tóxico no permite espacio para opiniones diferentes, y una discusión con estos se convierte en un debate campal que tienen que ganar o se retiran o te cuelgan el teléfono porque no toleran la frustración. 
  • Son muy teatrales y dramáticos, parecen atractivas/os y suelen necesitar episodios de crisis, conflictos o el drama. Es como si se sintieran incómodas con una rutina diaria tranquila y una vida pacífica, sin excesivos contratiempos a pesar que es lo que buscan desesperadamente de ahí su infelicidad. 
  • Son mentirosos compulsivos, mitómanos, pero ellas o ellos si los descubres te das cuenta que engañan de forma deliberada y suelen tergiversar la información, o simplemente miente a todas horas, entonces ¡cuidado! Una persona tóxica es feliz al reinventar la verdad para ocultar o disimular sus defectos de personalidad OJO. 
  • Son evasivos, cuando se les pregunta algo que no quieren responderte que por lo general se manejan así, suelen dar respuestas evasivas, mensajes mixtos, o contradicciones. Son muy cautelosas/sos sobre dónde estaban anoche o cómo son las cosas en el trabajo. Si parece que están escondiendo algo, es porque probablemente es cierto.. y su típica respuesta si lo confrontas es el darse de interesantes o que te lo cuenta la próxima vez y esto debido a que son muy calculadores/as. 
  • No son agradables con los demás a pesar que hay un buen grupo que pueden ser EXTREMADAMENTE ENCANTADORAS/ES pero solo cuando les interesa serlo, es decir si la persona en cuestión les interesa o le es útil para ellos o quieren algo de ellos llegando a ser halagadores. Sus atenciones pueden parecer embriagadoras e incluso abrumadoras. Pero es todo fachada. La forma más clara de conseguir ver su verdadero carácter es observando cómo tratan a los demás, especialmente las personas que no son útiles para ellos, y nunca lo serán (ver entorno, familiares, hermanos, ex parejas, ex amistades) Con estos suelen presentar un comportamiento insensible, sobre todo si no los considera a su altura, por lo que fuere con los que revela una actitud arrogante. 
  • Tratan de controlar a los demás, suelen presionarte por hacer o decir alguna cosa.. pero esto viene con el tiempo y la confianza, En su hogar su manipulación es tal que sus familia lo siente y si lo permite es por la ascendencia que tenga o porque son proveedores que es como manipula las situaciones en su hogar. 
  • Hay signos de adicción o dependencia, muestran comportamientos compulsivos hacia el alcohol o las drogas o el juego o la pornografía y otras que fácilmente pueden dañar muchos aspectos de la vida incluyendo sus relaciones. 

CONCLUSIONES

Hablamos de personas que no han madurado emocionalmente. Personas profundamente inseguras y egoístas que necesitan estar al lado de alguien si o si (víctimas) para entablar una relación absorbente que les permita descargar sus frustraciones, haciendo de su víctima su catarsis (terapia) invadiendo sus límites centrados en fijarse solo en sus defectos y en lo negativo de estos para de esta manera compensar sus propias carencias e inseguridades para sentirse mejor consigo mismas, sin aportar casi nada positivo a esa relación. Motivo por el cual las personas tóxicas terminan generalmente por molestar a sus víctimas las que terminan experimentando emociones negativas y agotamiento debido a que les consumen sus energías y alegrías

Dicho esto cuando nos sentimos después de estar con alguien frustrados o estresados es porque estamos ante una persona tóxica ya que sentimos alivio cuando nos quedamos solos.

Que quede claro que estas personas TÓXICAS de vez en cuando hacen algo “bueno” por su víctimas como pequeños favores u otros tal vez más grandes ya que en el fondo estos esconden un interés personal y que suelen cobrar en algún momento futuro (“yo te hice este favor, ahora te toca a ti” o “yo hice esto por ti y lo mínimo es que hagas esto que te pido”).

  • Las personas tóxicas son asfixiantes, presionan a su víctima para esta o este haga cosas que no desea, por ello son gente que continuamente sobrepasan sus límites para comprobar hasta dónde pueden llegar y esperan que esa persona esté siempre dispuesta a ayudarles en todo lo que necesiten. 
  • Las personas tóxicas casi nunca asumen su responsabilidad y culpan de todo a su víctima o a circunstancias externas.
  •  
  • Las personas tóxicas desahogan su frustración, tristeza y pesimismo en la primera persona accesible que encuentran.
  •  
  • Las personas tóxicas se desahogan igualmente, sembrando dudas sobre sus aptitudes de otros que pudieran haberlos descubierto o que ya no les sirve, mostrando su incapacidad de saber apreciar los logros ajenos emitiendo juicios con insistencia y desdeñando los sentimientos de su víctima sin escucharla ni ofrecerla apoyo emocional. 

Así mismo, quiero dejar claro la importancia de saber identificar o reconocer a las personas tóxicas para de esta manera poder advertir sus artimañas y poder desarmarlas antes de que logren su objetivo. Los perfiles más recurrentes o típicos son:

  • Los victimistas, responsabilizan a los demás de todo lo que les ocurre, contagiando el sentimiento de culpa mediante el chantaje emocional. 
  • Los que critican y descalifican cualquier acción o idea que tenga su víctima, creando un sentimiento de inutilidad y debilitando su autoestima. 
  • Los agresivos verbales que a su paso buscan provocar inseguridad en su víctima para hacerla débil, humillándola y faltándole al respeto. 
  • Los manipuladores, aquellos o aquellas que siempre están engañando o fingiendo para su propio beneficio. 
  • Los chismosos, suelen difundir rumores negativos sobre personas ausentes (para empezar todas aquellas personas que critican a otras que no están presentes no son fiables). 
  • Los narcisistas, se creen perfectos y no soportan que le lleven la contraria justamente por su intolerancia a las frustraciones. Es quien siempre da lecciones sobre cómo se tienen que hacer las cosas (hoy con las redes sociales suelen publicar post en donde en la vida real no profesan lo que dicen) Se creen con derecho a descalificar y menospreciar al que contradiga sus decisiones o creencias. 

La importancia de identificar la toxicidad es importante y confirmada se la debe cortar a la brevedad posible hablando de forma abierta y asertiva con la persona tóxica sobre lo que nos molesta de esa relación y si por a o b no se puede hacerlo de esta forma recurrir en alejarse de su círculo de influencia sin dar ninguna explicación. El tóxico solo intoxicara a quien puede no necesariamente a quien quiere, ya que he visto relaciones en donde el tóxico o tóxica no ha podido intoxicar a su pareja o persona cercana pero si a alguno del entorno al punto de que la persona que no ha podido ser intoxicada ni esté enterada muchas veces de con quien está realmente. 

A las personas tóxicas también se les puede desarmar NEGÁNDOLES EL ACCESO A NUESTRA INTIMIDAD, es decir poniendo barricadas para que no puedan realmente entrar a tu mundo completamente sin hacer caso de sus comportamientos, sin darles importancia, sin entrar en su juego.

En el supuesto que de hallamos podido sacar de nuestra vida a quien ha sido tóxica/co con nosotros en el pasado y que su recuerdo no nos intoxique más, lo mejor es tomar conciencia de que detrás de esas conductas suelen esconderse miedos, frustraciones o vivencias infantiles que han dificultado un desarrollo óptimo de la persona, generalmente de bullyng, maltratos indistintos, situaciones terribles. De esta manera reflexionando así. llegará el olvido liberador al punto de que pensarás de esta gente que son solo personas diferentes en muchos aspectos, ni mejor ni peor que nosotros, con lo que descubrimos la inutilidad de juzgar a los demás y en su lugar reflexionar sobre la comprensión y el respeto. Entonces lo correcto es hablar de relaciones tóxicas, porque ninguna persona es intrínsecamente tóxica, sino que son sus propias vivencias y la genética las que determinan la personalidad por lo que estas personas de tóxicas podría en el futuro ser nutritivas si lo deciden ellos mismos de forma consciente con la actitud de cambiar.

Créditos: Cristina Barcelona y Asociados

Comenta aquí: