‘Cambio de comportamiento y pérdida de respeto al covid-19 fomentan aumento en contagios’: Carlos Álvarez Moreno

Confirmó en Casa de Nariño en Línea que las recientes aglomeraciones fueron las responsables del aumento en los decesos en el país.

Insistió en el autocuidado para reducir los contagios y, por ende, los fallecimientos por el coronavirus.

El covid-19 nunca ha sido una enfermedad exclusiva de los adultos mayores y ancianos, porque las actuales cifras de contagios y fallecimientos confirman que impacta a todos los grupos poblacionales en Colombia y en el mundo.
Así lo expresó. en Casa de Nariño en Línea, el médico epidemiólogo y Coordinador Nacional de Estudios del Covid-19 para la Organización Mundial de la Salud (OMS), Carlos Álvarez Moreno, quien respaldó lo expresado por el Presidente Iván Duque, en el sentido de que 10 mil muertes de colombianos pudieron haberse evitado.
“Hay que trabajar mucho en el campo comunicacional. Hemos dicho que el covid-19 afecta más a las personas mayores de 60 años, pero no significa que no contagie a todas las edades y que los menores sean invencibles. Hoy vemos en las UCI un aumento de menores de 50 años, no porque el virus sea más virulento, sino porque las personas cambiaron su comportamiento y le han perdido el respeto y el miedo al covid-19”, afirmó.
Para Álvarez Moreno, la evidencia científica confirmó que ese aumento en contagios y por ende fallecimientos fue producido por las aglomeraciones del llamado paro nacional.
Agregó que hay que recordar que la circulación del virus y la tasa de contagios depende de la misma naturaleza del virus, sus variantes de las condiciones climáticas, del número de recuperados y vacunados, pero, en especial, del comportamiento humano.
Dijo que todo aquello que lleve a romper los protocolos de bioseguridad y las medidas de autocuidado van a generar un impacto en el número de contagios y su aumento.
En cuanto al manejo de la pandemia y de la ocupación de UCI, Álvarez Moreno confirmó que hay un descenso en la demanda de unidades de cuidado intensivo para pacientes con covid, en ciudades de la costa Caribe y ciudades como Barranquilla, pero recordó que hay otras capitales y regiones que mantienen una presión muy alta y necesidad de las mismas, como Bogotá y Cali (epicentro de las aglomeraciones del paro).
“Aquí vemos el registro de lo que hicimos en las últimas 3 semanas. De lo que hagamos hoy, dependerá el descenso o no de la curva de contagios para dentro de 2 a 3 semanas. Si somos conscientes de que somos corresponsables de la situación, de la pandemia, y de cómo esa curva se mantiene o cae dependerá de las acciones que apliquemos y las medidas colectivas que se tomen en la empresa donde trabajo, el barrio y el centro comercial”, resaltó.
Confirmó que la efectividad de las vacunas ante el virus y sus variantes no tiene duda alguna y ellas han demostrado que su objetivo principal -salvar vidas- se está cumpliendo.
Agregó que, cuando los ciudadanos se vacunan bien, es decir cumplen el ciclo adecuado, con las dos dosis, tienen menos riesgos de complicaciones y de fallecer.
No obstante, las vacunas son tan solo una de las herramientas para la protección frente al covid-19 y no se pueden dejar de lado las medidas de autocuidado y protección, como el correcto uso del tapabocas, el lavado constante de manos, el distanciamiento social, y no generar ni participar en aglomeraciones. 
“En una frase que está inscrita en el Instituto Pasteur, para la Edad Media, decía: ‘Si no le temes a Dios, témele a la sífilis’; ahora podríamos decir: ‘Si no lo temes a Dios, témele al covid’. Estamos en plena epidemia y los colombianos deben ser conscientes de ello”, concluyó.

Comenta aquí: