‘Tato Marenco’: El barranquillero que ha llevado la música tradicional a todos los rincones del mundo

Por: Valeria Tuiran
Redacción Sociales

Para representar los sonidos del Caribe colombiano no solo se necesita tener talento, sino también entrega y una alta dosis de pasión que permita lograr transmitir las indescriptibles emociones que recorren el cuerpo de quienes escuchan estos ritmos que han caracterizado a los barranquilleros durante mucho tiempo.

Asimismo, esta ciudad ha sido la cuna de grandes artistas que día a día nos representan con gran orgullo en los diferentes rincones del mundo; uno de ellos es Amed Francisco Torres Marenco, más conocido como ’Tato Marenco’, un actual gaitero y millero de la provincia que se ha destacado en los diferentes escenarios alrededor del mundo.

‘Tato’ empezó a recorrer el camino de la música desde niño, sus inicios se dieron cuando decidió ser parte de la orquesta del colegio al que asistía en aquel entonces, abriéndole paso al aprendizaje de los distintos instrumentos de percusión como las claves, guacharaca, entre otros. Al final de su época escolar empezó a tocar con diferentes grupos de danza y a partir de esta experiencia fue adquiriendo más conocimientos y cercanía con estos ritmos que lo cautivaron desde el primer momento.

“Yo siempre he sido muy autodidacta, cuando me gradué del colegio mi curiosidad y mis ganas de aprender me llevaron a experimentar con instrumentos de viento como el millo, luego la gaita, y el clarinete; ser parte de las agrupaciones de danza no fue fácil, pero me permitió abrir mucho más visión, saber de lo que era capaz y confirmar que yo nací para esto”, dijo en exclusiva con Diario LA LIBERTAD el artista.

Su principal deseo era estudiar música, así que sin pensarlo tomó sus maletas y se dirigió a la capital a cumplir con su objetivo, ahí se preparó durante tres años en la Universidad Javeriana y logró vivir desde cerca las situaciones que conlleva ser parte de este gremio, que a pesar de no ser las más sencillas, no consiguieron desanimarlo; a raíz de esto fue ganando reconocimiento entre sus colegas gracias a sus indiscutibles características que desde su llegada lo hicieron resaltar.

“En ese momento los milleros eran muy pocos, y pienso que eso fue una de las cosas que me hizo notar; Bogotá hizo un cambio muy significativo en mi vida y en mi trayectoria musical, allá se me dio la oportunidad de trabajar con Totó la Momposina y ser parte de una gira internacional en el año 2004, esa era una de mis grandes metas, y ver que después de tanto esfuerzo la estaba cumpliendo no tenía precio”, agregó Marenco.

Luego de haber recorrido los escenarios de Europa, con tan solo 22 años de edad, este barranquillero decidió radicarse en Francia, país en el que terminó sus estudios, se especializó en Músicas Tradicionales y dedicó 10 años de su vida a continuar preparándose para lo que muy seguramente le traería su carrera. “Después de vivir en París me fui a Miami cargado de sueños y de miedo por el hecho de no saber lo que me encontraría en ese lugar, lo que sí pude entender una vez llegué fue que existe un nivel más alto al que yo estaba acostumbrado, enfrentarme con esa realidad me motivó a exigirme y a trabajar fuertemente en mí, en lo que quería lograr”, contó.

Un salto en su trayectoria musical

El artista ‘Tato Marenco’, también nos compartió el que considera uno de los momentos más importantes de su carrera, y fue la oportunidad de ser parte de la agrupación del reconocido cantante colombiano Carlos Vives desde el año 2016, tomando como responsabilidad ser el encargado de llevar el sonido del millo a las distintas composiciones musicales que le han dado la vuelta al mundo, entre esas ‘La bicicleta’ y ‘Al filo de tu amor’.

Gracias a su talento ha tenido la oportunidad de mostrar sus habilidades en escenarios de diferentes países como, Argentina, México, Chile, Colombia, Estados Unidos, entre otros.

“El haber llevado el millo a lugares tan importantes de la mano con un gran artista como lo es Carlos Vives ha sido para mí la experiencia más gratificante y la que sin duda voy a recordar siempre. El millo es un instrumento con un sonido muy particular y gracias a eso he podido engrandecer mis conocimientos no solo en la agrupación sino en todo lo que hago; este es mi sello”.

Actualmente, a sus 37 años, además de ser parte del equipo de Vives, también se encuentra preparando uno de sus proyectos personales que será lanzado en el mes de mayo, con el que espera sorprender a todos sus seguidores, “se trata de una fusión con música isleña que sé que les va a gustar, en esta oportunidad vamos a unir el Caribe colombiano con el ritmo del millo y otras cosas que espero y sean del agrado de todo del público”, afirmó.

Aunque siente que ha tenido la fortuna de cumplir lo que algún día soñó, ‘Tato’ continúa preparándose arduamente, pues dice que todavía tiene muchas cosas que aprender para poder llegar a donde espera hacerlo.

“Quiero invitarlos a que se atrevan, a que no tengan miedo de soñar en grande, que su proyección sea siempre ir más allá. Yo me siento orgulloso de la música tradicional y de lo que he representado hasta el día de hoy, mi consejo es que nunca olviden de donde vienen y que luchen por eso que tanto anhelan”, concluyó Amed.

Comenta aquí: