EDUCACION Y PANDEMIA

EDUARDO MANUEL OSORIO MENDOZA, PARA “TEMA UNIVERSITARIO”

Este ensayo hace parte del Taller de Lectura y Escritura desde la Legislación Educativa que se desarrolló en la Licenciatura en Ciencias Sociales de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad del Atlántico (II-2020-I-2021), que tenía como misión fortalecer estas competencias desde los presupuestos constitucionales y legales, que como herramientas, como futuros maestros tendremos que utilizarlas en nuestro quehacer. El curso semestral entonces, tuvo una lógica formativa: relacionar la ley educativa con lo que esperamos en el desempeño magisterial, cubriendo los principales tópicos, como fueron, los principios rectores de la Ley 115 de 1994, los objetivos de los niveles del sistema educativo para concluir con el proceso de creación, institucionalización y legitimación de una Institución Educativa. En este ejercicio, gracias al importante diario de la región Caribe, “La Libertad”, publicamos nuestras reflexiones bajo la supervisión del docente Reynaldo Mora Mora.

Entonces, nuestra temática reflejará nuestra impresión acerca de la educación virtual en la Universidad del Atlántico: es un método educativo y pedagógico que se implementó como solución a la crisis que nos trajo la pandemia Covid-19. Ya a casi un año de esta metodología, ella nos ha demostrado el estado ineficiente en que se encuentra nuestro sistema educativo, un sistema que está apuntando a una evolución tecnológica, pero, que a pesar de eso fue una sorpresa y un desafío que hasta el día de hoy afrontan los docentes, viéndolos nosotros como estudiantes, como un naufragio de la educación, sin rumbo, sin saber para donde ir y sin saber de dónde viene. Hemos hallado falencias en esta evolución, que la tendremos como educadores de acuerdo con factores importantes de la sociedad, todo ello, es vital en nosotros para fortalecer nuestro papel, aun así, tuvimos muchos de los docentes que no tenían un conocimiento, por lo menos, básico, de cómo utilizar las plataformas digitales como los medio de transmitir educación.

Vemos a futuro, a corto plazo, que el método educativo de la alternancia, una metodología que ya se ha comenzado a practicar en pequeños porcentajes de la población escolar colombiana, debemos preguntarnos, ¿en qué consiste esa alternancia? Es un decir de muchos estudiantes, profesores, directivos y padres de familias, que esta estrategia no fue la de mejor satisfacción como virtualidad. Pero, ¿qué ha hecho el sistema educativo para desarrollar este método? Si contamos que vivimos la experiencia de la virtualidad, y no fue el mejor resultado y, aún a pesar del tiempo nos sigue mostrando que no estamos preparados para esto, y empezar una alternancia en nuestro caso sin preparación, puede ser catastrófica la virtualidad. Nos concentramos tanto en sacar con mejor esfuerzo las clases virtuales que nos olvidamos por dar una preparación a la alternancia, nuestro currículo se siguió manejando en tal sentido de lo presencial, porque la alternancia no es volver a lo anterior, se trata de un cambio que debe sufrir el sistema educativo y que desde los currículos tenemos que cambiar.

En la Ley 115 de 1994 en su articulo 73, referido al Proyecto Educativo Institucional, PEI, se afirma, que este debe ser elaborado de acuerdo a los contextos sociales de la institución educativa, y tenemos que la crisis de la pandemia nos deja un nuevo escenario que en muchas instituciones, sea privada o pública, su cambio ha sido totalmente nulo, frívolo, y que tendrá muchas falencias con la nueva alternancia, que pedimos a cuatro viento, pero también, hay que reflexionar, ¿sí nuestro sistema educativo realmente está preparado para esto? Es un desafío que hay que afrontar con las manos amarradas a toda la comunidad educativa (Mora, R. (2009). Desarrollo e implementación de la Ley 115 de 1994. Tomo I. Ediciones Universidad Simón Bolívar, Barranquilla).

Los rectores como gerentes educativos, deben jugar ese papel importante, realizar la tarea para elaborar un PEI, que se ajuste a las necesidades sociales de la institución, juntos con sus jefes de áreas, aún todavía en virtualidad, se deben enfocar en preparar al educando y auto prepararse así mismo para dar paso a una alternancia, a fin de que sus resultados sean los más exitosos. Pensar en una nueva normalidad es una utopía, que puede convertirse en sueño, pero esto va de la mano en que toda la comunidad educativa, y el sistema educativo de Colombia, logre una sincronización para elaborar un currículo de alternancia, donde este plasmado una normativa de bioseguridad, auto cuidado y respeto por la salud de los otros, tal como lo propuso nuestro docente en nuestros encuentros virtuales (Mora, R. (2018). Prácticas curriculares, cultura y procesos de formación. Tercera Edición. Ediciones Universidad Simón Bolívar, Barranquilla).

Quizás los rectores en su papel de gerenciar lo educativo, deban llevar este propósito con un compromiso por construir toda una pedagogía necesaria para todos sus educandos y educadores para estar en guardia con el Covid-19. Volver a lo presencial es un trabajo de responsabilidad de todo. La virtualidad no fue nuestro mejor momento educativo, pero, no hay que culparnos cuando jamás se pensó en un proceso de preparación para una metodología como esta, hay que pensar y reflexionar las cosas, la educación evoluciona y nosotros como educadores formadores en valores y conocimiento tenemos que tener claro que la sociedad y el educar cambian día a día, y nuestro resultado debe ser lo más satisfactorio (Mora, R. (2009). Desarrollo e implementación de la Ley 115 de 1994. Tomo II. Ediciones Universidad Simón Bolívar, Barranquilla). La educación es un camino de muchas contradicciones, y el papel que juegan todos sus miembros es de vital importancia para salir adelante. Nuestro Estado suele ser de oídos sordos para esto, pero, la real evolución está en los educadores, ellos deben evolucionar en su conocimiento, aquí la autonomía es lo que también prevalece, en cuanto a no seguir un currículo obsoleto y cambiar las metodologías es nuestro plan a futuro: un proyecto a realizar.

Estaremos a la espera de la publicación de la Revista “Iberoamericana de Currículo”, que saldrá como edición especial en este semestre, para dar cuenta de los Talleres de Lectura y Escritura en Legislación Educativa, Procesos Curriculares y Constitución Política que, en el transcurso de esta crisis sanitaria, nosotros como estudiantes y el doctor Mora Mora fuimos construyendo. Dicho número estará dedicado la “Pandemia y los procesos de formación”.

¿Te gustó esta nota? Síguenos en nuestras redes sociales.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: