Por: Alfonso Elias Bermúdez

¿Sabía usted que el olfato del perro puede detectar coronavirus a personas, que ni saben que lo tienen? Pues sí, este amigo incondicional del hombre, baluarte fundamental en las Fuerzas Militares para detectar drogas, armas, explosivos, que arriesga su vida continuamente en estas peligrosas misiones, algunos de los canes han muerto en esta labor, los indicados para sacar personas aun respirando  de los escombros causados por fenómenos naturales, nadan contra corrientes de aguas turbulentas para salvar niños y adultos, muy fieles e inteligentes nunca piden nada a cambio, su lealtad es incomparable, se conoce de historias de perros que vieron a su amo entrar, pero no salir, permaneciendo en la puerta del cementerio a la espera de que su amo regrese, la lista de la actitud heroica de los caninos es interminable, me hace recordar a Pinocho, mi mascota en casa, una noche mientras dormía lo sentí ladrando desesperadamente junto a la puerta que da para la  calle, me levanté, el reloj marcaba las tres de la mañana, abrí y preciso frente a mí, un perro callejero, sentí su mirada desesperada y a la vez tierna como esperando algo, inmediatamente Pinocho fue a su encuentro, se olfatearon  y regresó ladrándome, comprendí el mensaje, entré y traje alimento concentrado y agua, para el visitante madrugador, quien devoró el concentrado y bebió todo el agua, repetí la dosis y presentí que quedó bien, el forastero de cuatro patas me miró a los ojos, ladrando y moviendo su cola, supe que me estaba dando las gracias y se marchó, antes de cruzar la calle me echó una última mirada y volvió a ladrar, como despidiéndose, entramos a la casa y me fui a terminar mis sueños muy satisfecho, Pinocho se me acercó y me ladró agradeciendo lo que había hecho con su congénere, y se retiró a dormir a su estera forrada con una toalla, al salir el sol desperté soñando con estos animales, me fui al internet y consulté algo sobre ellos y me entero que en Alemania existen ya sabuesos caninos que detectan al coronavirus en personas sintomáticas y asintomáticas, incluso cinco días antes de que el paciente manifieste los síntomas, detectan el olor del virus, que proviene de las células de seres humanos infectados, lo dice la veterinaria Esther Schalke, de la escuela de perros al servicio de las Fuerzas Armadas de Alemania, corrí enseguida a escribir este artículo, ¡Que maravilloso ser!. Amigo lector, cuando vea a un perro callejero, acuérdese de lo útiles que son, protéjalo, no permita que sigan comiendo en los basureros, ni tomando agua estancada, recuerde que existe la ley 1774 del 2016 que clasifica a los animales como seres sintientes no como cosas, por lo tanto deben recibir especial protección  contra el sufrimiento y el dolor. Esta nota especial se la dedico a los animalistas que aman a los perros, específicamente a mi hija Escarleth Elías D. que tiene siete en su casa, a quienes cuida como si fueran sus hijos, su gran pasión es tener algún día un hogar de caninos, para alimentarlos, cuidarlos y darles buenos servicios de veterinaria.

¿Te gustó esta nota? Síguenos en nuestras redes sociales.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: