Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 465 millones de personas en el mundo se encuentran en condición de discapacidad auditiva, de las cuales 560.000 se reportan en Colombia. Conociendo estos datos, expertos recomiendan un acercamiento a la lengua de señas al momento en que se identifica la pérdida de la audición, para que los jóvenes que lo padezcan tengan un mejor desarrollo cognitivo a diferencia de aquellos que lo aprenden de manera tardía.

Henry David Tovar Ríos, fonoaudiólogo, indicó que conocer el lenguaje de señas de manera temprana facilita el aprender el español escrito como segunda lengua. Así lo dio a conocer a través de una investigación donde estudia a una población de 14 personas en esta condición, con un rango de edad de 18 a 41 años, usuarios de la Lengua de Señas Colombiana y del español lectoescrito como primera y segunda lengua respectivamente. De estos, 10 tenían acceso tardío y solo 4 tuvieron acceso nativo.

A razón de esto, el experto aconsejó que lo ideal sería que los padres pudieran aprender la lengua de señas para que así les sea más sencillo a los hijos sentir mayor familiaridad por la nueva lengua. Dentro de los protocolos existentes, a los seis meses se debe realizar una evaluación a los niños, que se basa en asesorías a los padres para que ellos puedan identificar de manera temprana algunos comportamientos o indicios de una pérdida auditiva.

¿Te gustó esta nota? Síguenos en nuestras redes sociales.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: