En el día de la RADIO es notoria la persecución del MINTIC contra las verdaderas emisoras comunitarias

Italo Iguarán Pertúz, columnista.

Por: Italo Iguarán Pertúz

La ex ministra Sylvia Constain fue un desastre se la enfilo a las radiodifusoras de más tradición.

Desde el inicio del siglo XX cuando las radioemisoras hicieron su irrupción en el mundo, se convirtieron en uno de los más atractivos medios de comunicación, la osada imaginación de los pioneros logró volver realidad un medio de comunicación y darle desde sus comienzos identidad y universo propios.

La radio, como medio de comunicación, desde un principio ha cincelado un perfil de alto contenido cultural, ha sido un eficaz medio para difundir noticias, divulgación e impulso de la música y fue y sigue siendo el epicentro del entretenimiento de varias generaciones.

Esa es la impronta que deben tener quienes se dedican a la radiodifusión en nuestros días y su desafío es continuar y mejorar el legado de quienes nos antecedieron en este oficio.

Se recuerda un acto que violó la libertad de expresión y derecho a informar, se dio en Radio Libertad, donde sacaron del aire las emisoras 1220 y Emisoras Unidas.

Lamentablemente en sus últimos años el Ministerio de Comunicaciones, hoy MINTIC, ha sido manejado por funcionarios caracterizados por la falta de eficiencia y conocimiento de una cartera
tan importante.

En este día de la Radio traemos a colación el funesto paso por ese Ministerio de un macabro personaje como lo fue una ministra de nombre Sylvia Constain, quien en el poco tiempo que permaneció ocupando dicho cargo dejó un balance bastante negativo para la radiodifusión en Colombia, un país que antaño se preció y aún sigue manteniendo el récord mundial de ser el país con el mayor número de radiodifusoras en su territorio, pero que lamentablemente una ministra
como lo fue Silvia Constain, se ensaño contra las emisoras consideradas como pioneras de la radio en Colombia, por lo que hoy en día es considerada como la peor ministra que ha pasado por el
MINTIC.

En esta fecha en que se conmemora el inicio de la Radio en el mundo, no podemos quedarnos callados ante tan encarnizada persecución que se ha venido observando por parte de las últimas ocupantes de dicho ministerio, precisamente contra las emisoras catalogadas como pioneras de la Radio en Colombia, situación que últimamente se ha acentuado con ribetes de persecución, debido al atropello que se ha enfilado precisamente contra aquellas emisoras que hacen parte del
patrimonio cultural, no solo de los barranquilleros sino de nuestro país.

Es el caso de Emisoras Unidas, radiodifusora que le dio a Barranquilla el orgulloso título de ser la cuna de la radio en Colombia, como también lo fue de la aviación y tener el primer puerto marítimo y fluvial y otros tantos títulos que hoy se le reconocen a la Puerta de Oro de Colombia.

Esta emisora perteneciente a la Cadena Radial la Libertad, la única auténticamente costeña, fue silenciada mediante una acción que ha indignado a la opinión pública de nuestra ciudad, la que ha sentado su más enérgica protesta por considerar que se ha pisoteado uno de sus más preciados patrimonios por parte de quien desconociendo su valor histórico como la ex ministra Silvia Constain, procedió a ordenar su salida del aire.

En un día como hoy que se celebra el día de la RADIO, queremos agradecer los mensajes de solidaridad llegados de diferentes zonas de la Región Caribe, como es caso de la ciudad de Santa Marta en donde otra emisora igualmente considerada patrimonio de esa capital como lo es Ondas Del Caribe, también está sufriendo las consecuencias de un Ministerio que se ha dado a tarea de
desaparecer a las verdaderas emisoras comunitarias que han venido prestando sus servicios a las comunidades más necesitadas.

#DIARIOLALIBERTAD

D.A.

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!    

Comenta aquí: