En la ciudad de Bogotá, la Fiscalía y la Dijin capturó a Jesús Alejandro Garzón, exfuncionario de la Procuraduría General de la Nación, quien hasta hace varias semanas se desempeñaba como sustanciador en el despacho de Fernando Carrillo, exjefe del Ministerio Público.

El detenido es investigado por presuntamente exigirle $ 300 millones a un senador para resolver a su favor un proceso disciplinario que databa de 2012 cuando el congresista desempeñaba otro cargo público.

En el posible ilícito también están vinculados tres abogados en calidad de intervinientes y el ahora el exfuncionario tendrá que responder por el delito de concusión.

“El ente acusador determinó además que el hoy procesado presuntamente vendría asesorando y trabajando con terceros para obtener sentencias de tutelas en contra de la Procuraduría”, comunicó la Fiscalía.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: