Los colombianos no solo recibieron el nuevo año con un incremento en el salario mínimo del 3,5 por ciento, que lo dejó en 908.526 pesos, sino que con el anuncio hecho por el Gobierno al cierre del 2020, de inmediato se elevaron algunas tarifas y costos de servicios públicos, muchos de los cuales, también, se ajustan teniendo en cuenta la variación del costo de vida de ese año, que según el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane) fue del 1,61 por ciento anual.

Esos dos datos tienen haciendo cuentas a millones de personas que ya comienzan a cuadrar sus presupuestos para el 2021, pues millones querrán saber en cuánto se les incrementará el canon de arrendamiento de su vivienda; cuánto más tendrá que pagar de cuota moderadora de la EPS; qué tanto le costará el Soat o tendrá que cancelar si comete una infracción de tránsito, entre otros.

Sin embargo, a diferencia de lo que ocurría en años anteriores, hay que tener en cuenta que varios de esos costos que estaban atados al incremento del salario mínimo se ajustarán con la unidad de valor tributario (UVT), que fija la Dirección de Impuestos y Aduanas (Dian) y cuyo cálculo, a su vez, está atado a la inflación. Para este 2021 ese valor aumentó en 1,97 por ciento, a 36.308 pesos.

Esta reindexación, según lo explicó Ángel Custodio Cabrera, ministro del Trabajo, está incluida en el Plan Nacional de Desarrollo (Artículo 49) y se aplica para el cobro de sanciones, multas de tránsito, estampillas y servicios judiciales, entre otros.

“Eso permite mejorar la condición del trabajador y del empleador cuando va a pagar por cualquiera de estos servicios”, indicó en su momento el funcionario.

Bajo esa nueva regla, estacionar en sitios prohibidos y transitar en pico y placa le acarreará una multa 447.700 pesos este año; mientras que no portar la licencia de conducción o pasarse una luz roja o amarilla le costará 238.500 y 895.000 pesos, respectivamente.

Ahora bien, si el vehículo es inmovilizado la grúa costará 139.400 o 212.00 pesos, dependiendo del tipo de auto, a lo que debe sumársele el valor del parqueadero mientras este permanezca en patios.

ALZA EN LOS ARRIENDOS

Otro de los aumentos del 2021 que deben tener presente las personas que aún no tienen vivienda propia es el de los cánones de arrendamiento, los cuales no podrán exceder el 1,61 por ciento, que corresponde a la inflación causada el año pasado.

Se estima que en Colombia cerca del 44 por ciento del total de los hogares urbanos habita en viviendas arrendadas.

La Federación de Lonjas de Propiedad Raíz (Fedelonjas) advierte que este incremento solo se podrá efectuar cuando se cumplan los 12 meses contados desde el inicio del contrato y cada 12 meses después del último ajuste. También que si el porcentaje de incremento es inferior, se debe establecer entre las dos partes.

En el caso de que el costo del arriendo de una vivienda esté en un millón de pesos, el incremento este año corresponderá a 16.100 pesos, por lo que deberá pagar 1’016.100 pesos.

Según Daniel Vásquez Franco, presidente de Fedelonjas, es importante tener en cuenta que ese 1,6 por ciento solo aplica al arriendo de vivienda y no para otros tipos de contratos de arrendamiento de inmuebles, como es el caso de las oficinas o locales comerciales. En este sentido, la ley señala que el incremento debe acordarse entre las partes de forma libre al realizar el contrato y durante la vigencia de este.

Y para quienes son dueños de algún predio es importante saber que el Gobierno, a través del Decreto 1820 del Ministerio de Hacienda, fijó en 3 por ciento el ajuste del avalúo catastral de los predios urbanos y rurales.

Uno de los ajustes que no puede quedar por fuera de los presupuestos de las familias que tienen vehículo (moto u automóvil) es el del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (Soat), cuyo valor está atado a la variación del salario mínimo, que para este año será de 3,5 por ciento.

Sin embargo, este año por causa de la actual coyuntura de la pandemia, que obligó a declarar una primera cuarentena a finales de marzo del 2020, el índice de accidentabilidad vehicular se redujo, con lo cual la tarifa de este seguro para las 36 categorías del parque automotor del país tendrá una baja de 0,98 por ciento, según lo informó la Superintendencia Financiera.

Así las cosas, el ajuste en la tarifa del Soat tendrá una menor dinámica este año para quienes tengan que renovar su póliza a lo largo del presente año.

La Superfinanciera aclaró, no obstante, que los amparos y coberturas del Soat no sufren ningún cambio y se mantienen expresados en salarios mínimos diarios legales vigentes.

CUOTAS MODERADORAS

La atención en salud no escapa a las alzas de comienzo de año, pues el valor de la cuota moderadora que un usuario paga cuando acude a su EPS también tiene ajuste. En 2021, para una persona cuyo ingreso sea inferior a dos salarios mínimos, su cuota moderadora ya no será de 3.400 pesos, sino que ahora es de 3.500 pesos, pero si el sueldo está en el rango de entre 2 y 5 salarios mínimos, la tarifa pasa de 13.500 pesos a 14.000 pesos. Y si es mayor de cinco salarios mínimos irá desde los 35.600 a 36.800 pesos.

La cuota moderadora también se aplica en las fórmulas de medicamentos para tratamientos ambulatorios y se cobra por la totalidad de la orden expedida en una misma consulta, independientemente del número de ítems incluidos.

Igual, cuando quien usa el servicio de salud es hijo o compañero/a permanente del afiliado y se le realiza un procedimiento, como una cirugía o tratamiento largo, se deberá realizar un copago que tendrá un incremento del 3,5 por ciento para este año.

En esta extensa lista de ajuste de tarifas con que se inicia el año no podía faltar el de los peajes de las distintas vías nacionales. En este frente es importante tener en cuenta que algunas alzas están atadas al incremento del salario mínimo, mientras otras se hacen sobre la base de la inflación causada.

En Colombia algunos peajes están bajo la administración de algunas agencias, concesiones viales y del Instituto Nacional de Vías (Invías); por lo tanto, no todos aplican el incremento en sus tarifas al mismo tiempo.

Por ejemplo, Invías, que tiene a su cargo 45 peajes, dará a conocer el ajuste de sus tarifas de 1,61 por ciento en las próximas semanas.

Por su parte, algunas concesiones privadas, como la de la Autopistas del Café, aplicaron ese incremento basados tanto en el IPC como en el salario mínimo.

Mientras, el alza de 7,8 por ciento anunciado por la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) para los peajes de la vía que de Bogotá conduce a Villavicencio, y que iniciaría a partir del 16 enero, fue suspendida. La nueva propuesta de ajuste es del 3 por ciento más el IPC y se aplicaría en tres meses, según se informó.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: