Alfonso Camerano Fuentes.

Por: Alfonso Camerano Fuentes

En declaración publicada por los medios el Alcalde Barranquilla declaró la disposición de su administración de recuperar la empresa Triple A para los barranquilleros.

Justificó en cabeza de la “extraña izquierda” la entrega al sector privado del paquete accionario mayoritario que gozaba el Distrito de Barranquilla que terminó en manos de Aguas de Barcelona é INASSA, refiriéndose a las administraciones del Movimiento Ciudadano en la década del 90.

Para nada tocó las alcaldías surgidas en las dos ultimas décadas, por el contrario, se adelantó y dijo que cuando Alejandro Char y Elsa Noguera asumieron el cargo, ya la torta accionaria la tenía enmuñecada la empresa privada, primero los españoles de la “zeta” de Aguas de Barcelona y después los aliados locales del “eche, nojoda”, de Barranquilla, del grupo económico y político de Gerlein.

Aunque la ciudad nunca lo sabrá con precisión, casos se han visto, la entrega de la Triple A, utilizando figuras y giros societarios respaldados en su fachada por el Código de Comercio y las leyes de contratación pública, como aumentos de capital que aseguraban la no participación de la entidad territorial, y otros entuertos, trasquilaron la proporción de titularidad de acciones, a favor de los que pagaron coimas millonarias en paraísos fiscales o con inversiones en el exterior que algún día, “Dios mediante”, se han de divulgar.

Pero esto es “cuento viejo” y deuda pendiente, así se trate de una historia a medias en la cual el resto de la clase política que tenía presencia en el Concejo Distrital de Barranquilla y dominaba el escenario departamental, silenció debates y cohabitó, en esa década -90- y en las dos subsiguientes -2000-2020-, con los socios extranjeros y criollos, apuntándose en la feria de las acciones de Triple A.

La creación de empresas paralelas para desangrar los ingresos y cobrar las utilidades por la derecha para robárselas en las administraciones de Cambio Radical contó con el contubernio de la Junta Directiva y Ejecutivos de Triple A que facilitaron contratos de disposición de porcentajes por encima Del 6% sobre los ingresos líquidos de Triple A, destinados a R & T, para tumbarse sumas que confesadas por sus autores superarían $80 mil millones y calculadas por expertos sobrepasa los $260 mil millones, con directivos condenados por la Justicia Española y colombiana, que firmaban los contratos a las 8:00 am y a las 3:00 pm estaban en el banco cobrando el 100 % del total favoreciendo y compartiendo la marrana los recomendados de los miembros de la Juntas Directivas publicos y privados.

Este también es “cuento viejo”, como ha de ser la “dormidera” de sus resultados.

Lo que es nuevo en la declaración de Pumarejo es la restitución de la Triple A a los barranquilleros, no a Barranquilla en general, porque tiene el sesgo de pensarse que pueda existir representación de los ciudadanos en cabeza de sus Alcaldes, no; la inversión inicial, la conformación de la empresa de servicios, desde que se creó hasta el día de hoy, es directa de los ciudadanos que no solo la creamos sino que la sostenemos como mercado cautivo que tiene y tendrá per secula seculorum la necesidad de ese servicio básico.

La figura institucional que más se aproxima a la representación de los ciudadanos directos es la del Personero Distrital como representante de la base social que debe defenderse aún de los embates de la propia Administración Pública, convertida en acicate permanente de la economía familiar con impuestos, gravámenes, medidas irracionales que arrinconan al individuo común y corriente.

La elección de este funcionario en Barranquilla, el Personero, viene siendo manipulada y haciéndose recaer en copartidarios políticos de las agrupaciones que detengan el Poder local, reduciendo su libertad y capacidad de aplicar con rigor sus funciones constitucionales y legales, hasta empantanar su selección como ocurre actualmente. Seguramente tendremos que inventar una figura jurídica más respetable.

La pregunta que nos hacemos es la siguiente después de la declaración del Alcalde Jaime Pumarejo Heins:

Tiene Presentacion la candidatura presidencial de Alejandro Char sin rescatar antes para los barranquilleros – no Barranquilla – la empresa Triple A, cómo el verdadero súmmum de su gestión política cobrando para sí las palabras de su Alcalde Pumarejo?

Será que al saber que ese es el péndulo que mida su credibilidad como exitoso administrador, pero sabiendo que la tiene de pa’rriba, dada la coadministración de chíchería que involucró muchos allegados de negocios y políticos, cubre esa previsible frustración política con el “cuento viejo” de que fue la “extrema izquierda” la que entregó la Triple A al sector privado, como pregona el alcalde actual??

O se anticipa a lo que, seguramente, el “aguafuerte” de la campaña PETRO en la Costa Caribe?

La redacción de los Programas políticos que llevaron los mandatarios locales a partir de la primera elección de Alejandro Char incluyeron con vehemencia, primero, y después, con desteñido énfasis, y el último, hasta con susto, el “rescate” de la Triple A, que nunca llegó.

Después de casi 20 años de haber dejado el Movimiento Ciudadano la Alcaldía de Barranquilla, que, valga decir, coadministró con sectores políticos que se tomaron la Triple A, y que, efectivamente, entregó las acciones a los privados, no puede servir d excusa para haber omitido su rescate, si tenemos en consideración el acumulado de razones fácticas y jurídicas que debieron dar lugar a su restitución a los barranquilleros.

Con cuatro administraciones seguidas en cabeza de Cambio Radical, prometiendo y no cumpliendo este nervio sensible que hizo descreer del MC, y por el contrario, sumándose a la feria de contratos torcidos, será el “sambenito” que persiga la
Candidatura presidencial de Alejandro Char, y el acicate de la actual, quien debe liderar ese proceso.

Por lo pronto se ve un panorama desolador para la Triple A de Barranquilla, en manos de la Nación, Ministerio de Hacienda – SAE, Fiscalía General de la Nación, Consejo de Estado, sustitución de la burocracia decente de la SAE por la politiquera que se acaba de instalar y que sacó a Guillermo Peña, es índice que se vino la reculada del ovejo al quitarle a don William Vèlez Sierra la operación del Aseo de la ciudad.

La Contraloria General de la República quiere meter mano politiquera, sin tener la Nación recursos comprometidos, y sabedora que la Triple A es del resorte exclusivo
de los barranquilleros,; vamos a ver con que sale el titular muy afecto a Cambio Radical.

Pumarejo sin proponérselo se la puso tesa al candidato presidencial Alejandro Char.

Una candidatura presidencial que pende del rescate de la principal empresa de servicios publicos de la Costa Caribe: la Triple A.

Será que Char se la juega? Le dan los tiempos? o volverá – como dice Pumarejo – con el “cuento viejo” de que fue la extrema izquierda la que entregó la empresa a los privados?

Pumarejo le piso la campaña a Char.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: