En la mañana de este miércoles, una patrulla del cuadrante de la Policía Nacional fue alertada sobre el hallazgo de una granada de fragmentación ubicada en la puerta de un establecimiento comercial ubicado en la calle 65 con carrera 46, barrio Boston de Barranquilla.

Al hacer presencia en el lugar, personal antiexplosivo encontró el artefacto en la puerta principal del local, por lo que se procedió a desactivarlo.

Hasta el lugar hizo presencia el comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, general Diego Hernán Rosero, quien se refirió al hecho.

“El dueño del establecimiento observa esta mañana este objeto pegado en la puerta con una cinta y procede a llamar a la Policía. Tenemos en nuestro poder ese elemento, todo está bajo control y no hay nada que temer”, precisó.

El alto oficial dijo que el propietario del establecimiento no descarta que la amenaza se deba a retaliaciones por cuenta de una relación sentimental que sostuvo en el pasado.

“Por el momento podemos decir que la situación de hoy no guarda relación con la situación ocurrida ayer en el centro de la ciudad”, dijo el general, quien además recalcó que la Policía Nacional dará resultados en las próximas horas luego de la llegada deun grupo de fiscales especializados a la ciudad para dar con la captura de los responsables del hecho que dejó al menos 15 personas lesionadas.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: