Habitantes del corregimiento de El Salado, municipio del Carmen de Bolívar (Bolívar), dieron a conocer que desde hace algunos días vienen apareciendo panfletos amenazantes en contra de sus líderes sociales.

La comunidad teme se repita la masacre del 2000.

Se trataría de un panfleto a nombre de Las Águilas Negras, donde ordenan que a algunos líderes deban marcharse del pueblo, no parando allí, mediante mensajes amenazantes también los hacen llegar a sus celulares.

“Si así empezamos hace 21 años entonces ya saben de lo que somos capaces, no advertimos mas nada. Ya sabemos dónde vive cada miembro de la familia de los que tenemos fichados. O desaparecen esta misma noche o esta misma noche vivirán su propio viacrucis estamos cerca para ir por ustedes esta misma noche y nos llevamos al que le toque y ya la lista esta y ya los conocen y si no salen esta misma noche sus familiares serán los muertos esta misma noche, limpieza al Salado, Bolívar, tenemos las entradas al Salado cogidas y no estamos jugando”, sentencia el amenazante mensaje de texto recibido por uno de los líderes.

Una de las lideresas de los salaeros informó que en la madrugada del domingo les quitaron el fluido eléctrico y esto alertó a la comunidad del corregimiento, y aseguró que “ayer lunes amanecimos con los panfletos por todo el pueblo”.

“Estamos para limpiar la comunidad de esta plaga de gente. Porque ya llegaron hasta nuestras manos sus caras, partidas de hp. Las personas que aparezcan en esta lista y sus fotografías o nombres estén aquí se van o vamos por ustedes en cualquier momento, están advertidos”, dice el segundo párrafo del peligroso documento.

La Masacre del Salado estremeció a Colombia una vez se conoció. Fue perpetrada entre el 16 y el 21 de febrero del año 2000, el nuevo milenio bañaba en sangre las polvorientas calles del lugar debido a una incursión del Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia.

Durante ese tiempo 66 civiles fueron asesinados de las más horrorosas formas y los testimonios de lo ocurrido son incontables.

21 años después de lo ocurrido, los habitantes de este maltratado corregimiento exigen soluciones y pronta respuesta por parte del Estado Colombiano para evitar un segundo ataque.

Ref.Lasnoticias

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: