“Desde hace 2 años que comenzó a operar la empresa Aguas del Sur del Atlántico en Luruaco, a la laguna de oxidación no se le ha hecho mantenimiento alguno, lo cual ha generado un deterioro del líquido y este ha pasado a contaminar al embalse del Guájaro”, denunció Humberto Currea Yepes, miembro del comité de veeduría de Luruaco.

Currea contó que la laguna tiene sedimentación, ramas de árboles, agua putrefacta, los registros están dañados y abandonados, el agua está a punto de rebosarse, existe un daño total del preciado líquido que se conserva, circunstancias que le preocupan a la comunidad debido a que la contaminación que se está produciendo dañaría el hábitat de los peces y la producción para los pescadores y campesinos, aseguró.

Sin embargo, el veedor recordó “esta laguna fue diseñada para que las aguas fueran enviadas al embalse del Guájaro y se utilizaran para el riego de los cultivos de los campesinos, pero nada de eso ha ocurrido”.

Exigen intervención de las autoridades

Frente a la problemática, el líder comunal le exigió a la Procuraduría Agraria Ambiental y a la Corporación Autónoma Regional del Atlántico (CRA), la intervención de manera inmediata en la laguna de oxidación para que hagan trabajos de limpieza con el fin de mejorar el ambiente.

Igualmente, Humberto Currea dijo que también se le ha hecho requerimientos a la oficina de salud del municipio, para que se le haga un seguimiento a la calidad del agua de le empresa Aguas del Sur, porque no ha venido prestando un óptimo servicio en los corregimientos de Luruaco.

En cuanto al desabastecimiento de agua y otras necesidades, el veedor manifestó: “hay problemas de agua potable en Arroyo de Piedra que se deben suplir con algunos carrotanques y hasta el momento no han cumplido a cabalidad. Y en Luruaco hay 2 manjoles que se desbordan diariamente y esas aguas se dirigen a la laguna del municipio”, sostuvo.

CRA

Por su parte, la Corporación Autónoma Regional del Atlántico C.R.A., informó que la atención a dicha denuncia fue priorizada el pasado 3 de diciembre de 2020, dentro de las Jornadas de Brigadas Ambientales adelantadas por la Subdirección de Gestión Ambiental de la entidad para el seguimiento y control al cumplimiento de las obligaciones ambientales de las actividades que causan mayor impacto del Atlántico, en la cual el Subdirector de Gestión Ambiental ordenó una visita de control a la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales PTAR que se llevó a cabo el día 4 de diciembre de 2020.

Según el director de la C.R.A, Jesús León Insignares, esta es la oportunidad para instar a las entidades territoriales del Departamento y a los operadores del servicio público de saneamiento básico a actualizar y darle cumplimiento a los Planes de Saneamiento y Manejo de Vertimientos de los municipios, ajustando los programas, proyectos y actividades, con sus respectivos cronogramas e inversiones necesarias para avanzar en el saneamiento y tratamiento de los vertimientos, incluyendo la recolección, transporte, tratamiento y disposición final de las aguas residuales descargadas al sistema público de alcantarillado, tanto sanitario como pluvial, los cuales deberán estar articulados con los objetivos y las metas de calidad y uso que defina esta autoridad ambiental.

Por su parte, el proceso sancionatorio aperturado contra Aguas del Sur del Atlántico S.A. E.S.P. se encuentra en etapa inicio, en la cual la C.R.A. realizará todas aquellas actuaciones que estime necesarias y pertinentes para determinar con certeza los hechos constitutivos de la denuncia presentada por la comunidad, para así proceder a formular cargos o cesar el procedimiento, en los términos establecidos por la Ley 1333 de 2009.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: