La crisis del canal de acceso al puerto de Barranquilla parece no tener fin, y por el contrario, todo apunta a que las malas noticias para la actividad portuaria de la ciudad continuarán por mucho tiempo.

La razón es una sola: los trabajos de mantenimiento adelantados por diferentes firmas en distintos momentos, no han sido eficientes y los problemas de sedimentación subsisten, a pesar de las cuantiosas inversiones hechas por el gobierno nacional.
Lo último que se hizo costó más de 22 mil millones de pesos pagados a la firma china Shanghai – Ingecon, que trabajó durante 18 meses que terminaron en diciembre del 2020 y en la práctica no arrojaron los resultados esperados, pues el canal navegable continúa con graves problemas de bajo calado.

A pesar de ello son pocas las voces que se han escuchado para cuestionar la calidad de estos trabajos que le restan competitividad a la actividad portuaria local. Una de ellas es la del experto y consultor Enrique Lequerica Otero, quien a través de su cuenta en twitter ha hecho observaciones técnicas a las contrataciones relacionadas con este corredor fluvial.

Por ejemplo, sostiene que “No antes del 10 de Febrero se comenzará el proceso de adecuación del canal, y que hasta entonces se padecerá lo que llamó suplicio “chino” con la draga actual y muchas opciones para seguir con el contratista”.

Esto en razón a que el Ministerio de Transporte prorrogó por tres meses más el contrato de dragado a la mencionada firma asiática, tras la gestión de la titular de esa cartera, Ángela María Orozco, quien prácticamente tuvo que rogarles para que siguieran durante ese período con los trabajos de mantenimiento.

El consorcio chino se negaba a una extensión del contrato, argumentando que la mala prensa está afectando su reputación internacional.

“Nos tocó pedirle hasta al Embajador en China para que la compañía se quedara, porque personalmente tuve un queja del gobierno chino diciéndome que la mala prensa que le hacían a la compañía le estaba afectando sus licitaciones en otras ciudades de Latinoamérica”, sostuvo la Ministra Orozco.

De otro lado, el señor Lequerica Otero plantea que desde 2016, cuando Cormagdalena entregó el Diseño Conceptual para el Canal Navegable del Puerto Marítimo de Barranquilla, se insiste en que las Zonas de Maniobra forman parte del canal navegable.
Y cuestiona el hecho que se deje a opción del contratista la construcción y mantenimiento de algunas zonas.

“Como lo establece la Ley 1682/2013 en su Artículo cuarto, no se entiende por qué tantos abogados estructuradores en Findeter, Cormagdalena y Mintransporte pasan por alto la obligación de construir y mantener las zonas Paraíso y Barrio Abajo, dejando a opción del Contratista o Interventor”, expresó en uno de sus twits.

De igual manera mencionó el hecho que solo en el primer semestre del año 2019, se acudió a la figura de la urgencia manifiesta en tres ocasiones, constituyéndose en un record insuperable.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: