La soledad de nuestros viejos ¿han quedado en el olvido o los hemos olvidado?

Por: Danara Escorcia Lubo psicóloga educativa, uninorte.

Partiendo de esta frase célebre “No es vivir solo sino sentirse solo” nos invita a reflexionar que está pasando con nuestros viejos? Cada vez más estudios demuestran que millones de personas mayores se sienten solas y abandonas por sus familiares.

Hoy en día los cambios del mundo han llevado a las personas a vivir solas, aisladas de acuerdo a las demandas de la sociedad, el envejecimiento de la población y la formación de familias monoparentales. La organización mundial de la salud reconoce que para el año 2050 la población de adultos mayores estará en aumento, por lo cual unos de los retos demográficos y sanitarios de los países es establecer un compromiso con el envejecimiento saludable, equidad e integración psicosocial. (OMS,2018)

Reconocer La vejez como parte del ciclo de la vida, algo natural de todos los seres humanos y no una enfermedad, carga o cualquier otro obstáculo sino un proceso multi factorial que incluye diversos cambios a nivel biológico, social y psicológico. Una etapa maravillosa de nuestras vidas, un momento único y especial en donde somos más sabios, dinámicos y menos vulnerables.

Por lo tanto, se considera que “se debe buscar las estrategias necesarias para potencializar, las capacidades de las personas mayores con el fin de que puedan ser independiente, tomar decisiones y tener oportunidad de participación activa de forma positiva en nuestra sociedad (González Celis, 2009)

Estudios han revelado que La soledad en la vejez ha pasado de ser un problema social a un problema de salud pública, no solamente en Colombia sino también en otros países del mundo, donde los efectos de la soledad han provocado mayor riesgo de muerte prematura y suicidios que cualquier otra enfermedad que se presente. (Segura, Arango, & Garzón)

No obstante, la falta de atención en el proceso de las actividades diarias, compañía conduce a mayor riego de depresión. Sin embargo, algunos de ellos se sienten bien viviendo solo sin ningún efecto negativo, por lo cual hay que respetar los diferentes estilos de vida de cada uno sin dejar de recordar quienes son y el valor que representa en nuestras vidas. Así mismo, considerar preservar el respeto que se debe a nuestros adultos mayores, esos que alguna vez fueron parte de nuestra historia de vida, guerreros, héroes de la patria, funcionarios, entre otros u oficios, además fundadores de los valores de convivencia que han impactado a través del tiempo la sociedad.

La clave para Aumentar la esperanza de vida y longevidad para nuestros abuelos, cuidadores y toda la sociedad en conjunto es inyectar en esos últimos años de vida motivación, alegría, vigor con el objetivo de emprender nuevas aventuras y realizar actividades cómo pintar, tocar un instrumento, cantar, bailar. Así, contribuir mucho más a los familiares, obtener una mejor calidad de vida creando un entorno propicio que valorara más la forma de ser de una persona mayor sin que haya declive de las capacidades psicológicas, físicas y mentales (Aponte Daza, 2015).

Referencias
Martínez Pérez, T., González Aragón, C., Castellón León, G., & González Aguiar, B. (2018). El envejecimiento, la vejez y la calidad de vida: ¿ éxito o dificultad? Revista Finlay, 8(1), 59-65.
Segura-Cardona, A., Cardona-Arango, D., Segura-Cardona, Á., & Garzón-Duque, M. (2015). Riesgo de depresión y factores asociados en adultos mayores. Antioquia, Colombia. 2012. Revista de Salud Pública, 17, 184-194.
Aponte Daza, V. C. (2015). Calidad de vida en la tercera edad. Ajayu Órgano de Difusión Científica del Departamento de Psicología UCBSP, 13(2), 152-182.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: