E

En desarrollo de operaciones militares coordinadas e interinstitucionales, adelantadas por el Ejército Nacional, la Policía y la Fiscalía, en las últimas horas se logró la captura en el municipio de Frontino de alias Vicente, señalado de ser el segundo cabecilla de la subestructura Edwin Román Velásquez del Clan del Golfo por el delito de concierto para delinquir agravado; igualmente, fue posible la captura de alias Zarco, conocido como el jefe de sicarios, sindicado del delito de concierto para delinquir agravado con fines de homicidio, desplazamiento forzado, tráfico de estupefacientes y extorsión.

Según las autoridades competentes, los dos sujetos como integrantes de la organización criminal, delinquían en los municipios de Frontino, Peque, Uramita, Giraldo y Abriaquí ubicados en el occidente antioqueño.

Alias Vicente, era desmovilizado de las extintas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y cuenta con un historial delictivo de 20 años. Sería uno de los hombres de confianza de los máximos cabecillas del Clan del Golfo. También es señalado de ser el responsable del cobro de dinero de extorsiones y explotación ilícita de yacimientos mineros cometidas en la zona.

Esta captura se convierte en uno de los resultados más importantes de este fin de año, ya que esta estructura pierde a un cabecilla que estaría encargado del direccionamiento y ejecución de planes armados para el desarrollo de acciones terroristas contra la población civil y Fuerza Pública.

En una segunda maniobra militar, se efectuó la captura de alias Zarco, quién sería el hombre de confianza del cabecilla principal de la subestructura Edwin Román Velásquez, el cual se estaría encargando de direccionar los homicidios en el área urbana de los municipios anteriormente mencionados.

En el momento de su detención, al intentar huir y resistirse al procedimiento judicial, resultó herido. De manera inmediata fue auxiliado por los uniformados y trasladado al hospital de Frontino para su atención médica. Al individuo se le incautó una gran suma de dinero,  seis armas de fuego y tres celulares.

Los dos individuos fueron dejados a disposición de las autoridades competentes y presentados ante un Juez de Control de Garantías quién ordenó detención intramural en un centro penitenciario y carcelario.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: