Comunidades en María La Baja reciben insumos agropecuarios

La entrega beneficia a 100 familias de manera directa y a los campesinos que hacen parte del sujeto de reparación colectiva de San José de Playón, Arroyo Grande y sus veredas, acción enmarcada en una medida de restitución del Plan Integral de Reparación Colectiva(PIRC).

BOLÍVAR›MARÍA LA BAJA

Con el fin de Implementar proyectos productivos de cultivos tradicionales y criollos, que respeten la biodiversidad y las prácticas campesinas locales, la Unidad para las Víctimas hizo entrega de herramientas e insumos agrícolas.

“Es una entrega parcial de una medida de restitución que beneficia a 100 familias de este sujeto. Son insumos para fortalecer la capacidad productiva y organizativa de esta comunidad”, manifestó la directora de la Unidad para las Victimas en Bolívar y San Andrés, Miledy Galeano Paz.

Estas comunidades ubicadas en el municipio PDET de María La Baja (Bolívar), trabajan de la mano con la Unidad para las Víctimas y el apoyo de la Alcaldía del municipio, para fomentar y recuperar la siembra de cultivos en beneficio de la comunidad.

“Garantizamos la asistencia técnica, a través de un agrónomo y un técnico agrícola, mínimo por 6 meses. Para el año que viene, 100 familias más tendrán el mismo beneficio, con el compromiso de brindar asistencia, de manera que los agricultores favorecidos tengan un servicio que les pueda permitir una seguridad alimentaria garantizada”, dijo el director de la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria (UMATA), Domingo Padilla.

La entrega fortalece la economía y también a las asociaciones de campesinos que hacen parte del Sujeto.

“Esto representa la posibilidad de poder desarrollar las unidades productivas que llevamos en curso y la proyección que tenemos de estas comunidades, para que en un futuro podemos tener un emprendimiento que nos permita mejorar nuestra calidad de vida”, expresó Sofía Carrasquilla, miembro del comité de impulso.

Por su parte, Diana Gómez, líder de la comunidad, resaltó: “es un beneficio grande, ya que estas familias van a poder desarrollar mejor su trabajo dentro del campo, gracias a las herramientas que brinda la Unidad para las Víctimas”, manifestó.

Esta acción es complementaria a las entregas, asesorías y proyectos que vienen impactando a la población para el fomento agrícola, desde la implementación del Plan Integral de Reparación Colectiva (PIRC), destacando la entrega de un camión para la comercialización de productos y los proyectos adelantados por el Ministerio del Trabajo, que son ejecutados por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) bajo dos líneas de inversión, el cultivo de tilapia y la siembra de yuca y maíz.

Este sujeto de reparación colectiva lo conforman los corregimientos de San José de Playón y Arroyo Grande, y las veredas de Palo Altico, Sucesión, Mundo Nuevo, Cayeco, Nuevo Retén, Nueva Esperanza, Cucal y Palma de Vino.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: