*“Tenemos miedo de salir por los muertos y los robos”

DE LA REDACCION JUDICIAL

¿Qué pasa en Soledad? ¿Por qué el alcalde Rodolfo Ucrós y todo su gabinete muestran una apatía ante el preocupante problema de la inseguridad?

¿Por qué no se han tomado las medidas para contrarrestar la ola de crímenes, robos, atracos, que están a la orden del día en cualquier barrio del municipio?

¿A qué se debe tanta indiferencia?

Estas son algunos de los interrogantes que se hacen los moradores de Soledad, ante las constantes malas noticias que reciben sobre hechos violentos.

“Vivir en Soledad se ha vuelto un problema de seguridad para muchos de nosotros. Yo cuando salgo a la calle no me siento segura, porque en cualquier momento creo que me van a atracar o hacer alguna otra cosa. Nos sentimos como huérfanos ante la indiferencia de nuestro alcalde a quien pareciera que no le importáramos. Señor alcalde Ucrós, ¿hasta cuándo vamos a salir con temor de nuestras casas, o es que no se siente capaz de ofrecernos la seguridad que nos merecemos?, expresó muy preocupada Marta Sánchez, una humilde mujer que se gana la vida como vendedora de comidas rápidas.

Ella como muchos de los habitantes de Soledad le exigen a las autoridades que tomen cartas en el asunto antes que sea vista como uno de los municipios del departamento del Atlántico, donde vivir se vuelve una pesadilla.

Manuel Martínez, un zapatero de 60 años, un soledeño de pura cepa, es otro claro ejemplo de la inconformidad de los soledeños hacia su alcalde Ucrós y todos sus colaboradores.

“No entendemos cómo es que viendo que diariamente en Soledad se presentan graves hechos de inseguridad no hacen nada. Si seguimos así, que Dios nos ampare entonces”, enfatizó el veterano zapatero.

Las dos últimas semanas en diferentes barrios de Soledad se han registrado homicidios.

El domingo pasado en el barrio Pumarejo, cancha de fútbol ‘Envigado’, fue cometido un triple homicidio.

Una mujer, su pareja sentimental y un joven mototaxista fueron asesinados a balazos por sicarios en moto.

Desde ese día hasta la fecha no ha pasado nada con ese hecho, no han habido capturas por parte de la policía.

Entre miércoles y ayer jueves, en menos de 24 horas otras tres personas fueron asesinadas.

Dos de los casos fueron en el barrio Cruz de Mayo, donde dos primos fueron asesinados en la misma dirección de los hechos, con escasas horas de diferencia, el tercero ocurrió en el barrio La Esperanza donde un hombre fue asesinado a bala, dentro de un taxi.

Con este nuevo crimen Soledad lleva la triste estadística de 20 homicidios en lo que va del mes de noviembre.

Señor alcalde Ucrós, favor pellizcarse con todo esto que pasa en Soledad, para que la población vuelva a ser la tierra donde la gente comía butifarra sin ninguna clase de temor.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: