La madre del excongresista colombiano Luis Emilio Tovar Bello, María Guillermina Bello, una mujer de 75 años, fue dejada en libertad este viernes por un grupo que la había secuestrado hace tres días en el municipio fronterizo de Arauca, fronterizo con Venezuela.

La mujer fue entregada a una comisión de la Defensoría del Pueblo en buenas condiciones de salud y próximamente se reencontrará con su familia.

La mujer, casi ciega, había sido secuestrada junto a otro de sus hijos, de 50 años e identificado como Manuel Alexis Bello, que aún permanece en manos de los captores.

“El defensor del pueblo (Carlos Camargo) exige la pronta liberación de Alexis Bello, hijo de la señora María Guillermina y quien permanece secuestrado por un grupo ilegal desde hace tres días”, añadió el organismo.

Entre tanto, el gobernador de Arauca había anunciado el pasado martes una recompensa de hasta 30 millones de pesos por información que diera con el paradero de sus captores.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: